gil-tamayo
Coronavirus

Gil Tamayo apuesta por una Iglesia «hospital de campaña» para la humanidad

El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, de 62 años, fue uno de los prelados afectado por el coronavirus e ingresado en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila. Ya en casa, recuperándose, ofrece su primera entrevista, a Religión Digital, y asegura que durante el ingreso ha tenido tres claves imprescindibles: «La humana de luchar contra la enfermedad y una gran confianza en los médicos, pero, sobre todo, la espiritual: la fe». Cansado, pero con ánimos, asegura que ha visto la muerte muy de cerca y que se está recuperando: «Siempre es más costoso construir que destruir»».

Este tiempo ha sido de confianza y reflexión, por eso, el obispo de Ávila mira hacia el futuro: «Tengo la esperanza de que encaremos unidos el duro trabajo que nos espera de sanar tanto sufrimiento, tanto daño social y económico que, como consecuencia de esta pandemia tenemos a la vuelta de la esquina y hacerlo con más fuerza espiritual, con la necesidad de ser en la Iglesia el “hospital de campaña” para la humanidad».

Lee aquí la entrevista completa

Print Friendly, PDF & Email