Diócesis Iglesia en España

Gandía (Valencia) conmemora al beato Andrés Hibernón con una eucaristía en la iglesia de San Roque

Gandía (Valencia) conmemora al beato Andrés Hibernón con una eucaristía en la iglesia de San Roque

La localidad valenciana de Gandia conmemorará mañana, domingo, la fiesta del beato franciscano Andrés Hibernón (Murcia, 1534- Gandia, 1602) con la celebración de una eucaristía y una procesión por las calles de la población.

La misa tuvo lugar a las 11.30 horas el sábado 21 de abril en la iglesia de San Roque, conocida popularmente como “El beato” y será presidida por el Vicario General del Arzobispado, Vicente Fontestad.

Igualmente, por la tarde, a partir de las 20 horas, tendrá lugar una procesión por las principales calles de la localidad con la imagen del beato, según fuentes de la Asociación Beato Andrés Hibernón de Gandia, que organiza las fiestas en su honor.

El beato Andrés Hibernón nació en Murcia en 1534, a los 29 años ingresó en el convento de los franciscanos de Albacete y vivió en distintas etapas de su vida en localidades valencianas, donde tuvo relación con San Juan de Ribera, San Luis Bertrán y San Pascual Bailón. El religioso promovió en toda la comarca de Gandía una “renovación desde la contemplación mística y la caridad popular”, por lo que es venerado como el “beatet”.

Asimismo, imitó “con semejanza asombrosa a San Francisco de Asís y no perdió nunca la ocasión para atraer a los seglares al buen camino, especialmente a los moriscos, convirtiendo a la fe cristiana a muchos de ellos”.

Pasó los últimos años de su vida en Gandía, donde murió el 18 de abril de 1602, a los 68 años de edad. La fama de sus virtudes y milagros “se extendió rápidamente de tal manera que en 1623 estaba ya terminado el proceso ordinario para su beatificación”. Fue beatificado por el Papa Pío VI el 22 de mayo de 1791.

La Colegiata de Gandía recupera un libro del siglo XVIII sobre el beato

La Colegiata de Gandia ha recuperado un libro sobre el beato, un compendio histórico de su vida, virtudes y milagros, datado en 1791, que ha sido entregado por la familia Pegueroles Giménez.

De esta manera, la obra regresa a este templo 227 años después, ya que su primer propietario fue el Infantillo de la Colegiata en 1830 José Figueres.

El libro ha podido regresar a la Colegiata “gracias a una inscripción en castellano antiguo en la contraportada, en la cual se expresaba la voluntad del propietario de que en caso de que se perdiera regresara a su poder”.

La familia Pegueroles Giménez halló este libro en una herencia, concretamente en una casa ubicada en la plaza de San Pascual en Vila Real. La principal hipótesis de que el libro apareciera en esta localidad castellonense es que el Infantillo de la Colegiata se desplazara desde el convento franciscano de Gandia, hasta el de Vila Real, donde quedaría depositado y al llegar la guerra civil fueran los mismos franciscanos quienes hablaran con la familia de la casa para salvaguardarlo, quedando olvidado en una biblioteca privada hasta nuestros días.

GANDIA, 21 ABR.(AVAN).-
Foto de ZENIT

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.