Nacional Noticias Última hora

Gádor Joya: «Defender la vida no ha de ser algo exclusivo de los católicos»

Durante la sesión de esta tarde del Congreso Católicos y Vida Pública, la especialista en Pediatría y diputada Gádor Joya ha calificado la defensa del derecho a la vida como «un compromiso irrenunciable de todos allí en donde nos encontremos, en el ámbito en el que nos desarrollemos». Una defensa de la dignidad del ser humano «que está en consonancia con el derecho natural y por tanto no ha de ser algo exclusivo de los católicos».

No obstante, ha destacado Joya, «pero nosotros tenemos además otra certeza en cuanto que creyentes en el don de la vida. Esa certeza profunda ha de ser el motor que nos lleve a salir a defender esta causa en todos los ámbitos de nuestra actuación». Por lo tanto, ha destacado la parlamentaria, este compromiso «debe comenzar con una formación en el seno de la familia». En este sentido, ha subrayado que los padres han de poder dársela a sus hijos en libertad; una libertad que «está siendo frontalmente atacada con la Ley de educación que este Gobierno quiere aprobar». Por ello, ha defendido «la libertad de los padres para poder transmitir a nuestros hijos ideas y principios claros, firmes e inamovibles, huyendo del relativismo que conduce a la renuncia final de estos principios».

Un gran reto

Con los frentes abiertos en la sociedad «que suponen un gran reto», Joya ha insistido en que los católicos «hemos de vencer esa inercia de limitarnos a nuestro círculo y de dar por hecho ciertas verdades que sin embargo están siendo atacadas ahora más que nunca. Es un deber y una obligación moral», por lo que ha invitado a «participar en todos los ámbitos de la vida pública, de una manera expresa, y es fundamental la presencia de los católicos en la vida política».

¿Cómo hemos podido llegar hasta aquí?, se ha preguntado la política. «Tenemos que mirar donde entra en juego nuestra responsabilidad en la cultura de la muerte que se ha establecido en nuestra sociedad, donde se antepone nuestro bienestar por encima de todo o el propio relativismo en el que á única verdad absoluta es que no hay ninguna verdad». La defensa de la vida, ha argumentado «tiene que luchar por no dejar a nadie fuera» y hacer saber «a nuestros gobernantes que estos principios cuentan. Y eso, tal y como ha dicho el Papa Francisco, es otra forma de hacer política». De nievo citando al Papa, ha querido subrayar que «no nos podemos convertir «en una sal que no sabe a Evangelio o en una luz que ya no ilumina» en la sociedad.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME