Iglesia en España Nacional

Funeral por el cardenal Fernando Sebastián en la Fundación Pablo VI

Funeral por el cardenal Fernando Sebastián, interlocutor sincero y valiente y apasionado por el Evangelio “hasta su último aliento”

La iglesia de la Fundación Pablo VI ha acogido este jueves una solemne misa funeral por el eterno descanso de quien fuera su Presidente, Cardenal Fernando Sebastián, que falleció el pasado 24 de enero en Málaga.

Presidida por el Cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la CEE, la Eucaristía ha estado concelebrada, entre otros, por el cardenal Aquilino Bocos, misionero claretiano; el Cardenal Antonio María Rouco Varela; el obispo de Mondoñedo Ferrol, Luis Ángel de las Heras; el Arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez; el obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco; y el Presidente de la Fundación Pablo VI y obispo de Getafe, Mons. Ginés García Beltrán.

Entre los asistentes, familiares de Don Fernando Sebastián, amigos y algunas personalidades públicas, como Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón; la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega; o el ex Ministro de Exteriores, Marcelino Oreja Aguirre.

La eucaristía ha sido una ocasión para dar gracias por Don Fernando, “tío, amigo, hermano, un regalo de Dios para todos nosotros”, comenzaba el Arzobispo de Valladolid, recordando con cariño los lazos de amistad que le unían al Cardenal Sebastián. Fue un hombre “que siempre vivió con el Evangelio grabado en el corazón, dejando una huella imborrable en todos los lugares por los que pasó”: la Universidad Pontificia de Salamanca; la diócesis León; la CEE, o como Arzobispo de Pamplona. Tenía “la capacidad de analizar la situación religiosa, cultural y social con una profundidad admirable. Siempre tenía cosas que decir y las sabía decir, con unos matices que siempre había que tener en cuenta”.

Su papel fue clave para lograr que la Iglesia española aceptara el Concilio. En años muy complicados para la Conferencia Episcopal, Don Fernando Sebastián “fue interlocutor siempre sincero, valiente y verdadero sin componendas; supo decir lo que creía y prestó un gran servicio a la Iglesia y a la sociedad española”. Esa misma concordia que fue posible gracias a figuras como la del Cardenal Fernando Sebastián “debe ser posible hoy” ha concluido Blázquez.

Presidente de la Fundación Pablo VI

Antes de finalizar la Eucaristía, el obispo de Getafe y presidente hoy del Patronato de la Fundación Pablo VI, Mons. Ginés García Beltrán, ha recordado a su antecesor como una “figura providencial para la Iglesia en España”. Su gran preocupación era la inmadurez de la fe de los que se dicen católicos y la apostasía. Por eso recordaba permanentemente que la “evangelización es la verdadera misión de la Iglesia”. “Una pasión de amor a la que D. Fernando dedicó hasta el último aliento de su existencia”.

Como San Pablo VI, al que el Cardenal Sebastián llamaba “mi Papa”, creyó en el diálogo, “con espíritu humilde, siendo capaz de reconocer la verdad que hay en el otro”. Por eso, como dijo en la inauguración del Centro de Pensamiento “Hoy los españoles necesitamos escuchar de nuevo el mensaje de Pablo VI y cumplir sus recomendaciones de mutuo respeto y diálogo sincero, de reconciliación generosa y colaboración sincera, por encima de las inevitables diferencias sociales, culturales, políticas, religiosas”.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.