Internacional

Funeral en Haití por la misionera Isabel Solá

Funeral en Haití por la misionera Isabel Solá

En la parroquia de Sacre Coeur, en Puerto Príncipe, Haití, se celebró el pasado jueves, el funeral corpore insepulto de la religiosa española de la congregación Jesús María, Isabel Solá Matas. Estaban en dicha celebración sus hermanos, la madre general y las provinciales de España y EEUU y otras hermanas de su congregación. También el arzobispo de Puerto Príncipe, Mons. Poulard, con sus dos obispos auxiliares, el obispo de Gonaïves, el secretario de la Nunciatura, más de veinte sacerdotes, religiosos y religiosas de varias congregaciones, algunas personalidades, amigos, parroquianos… todos despidieron a Soeur Isa, como la llamaban.


“En medio de la tristeza por la pérdida, pero con la certeza de la vida eterna, la Palabra de Dios nos ha consolado y confortado. En la primera lectura, hemos escuchado: ‘Nada ni nadie nos apartará del amor de Dios’ y el evangelio proclamado ha sido el de las Bienaventuranzas. La asamblea, con los cantos que ella tantas veces cantó, hemos dado gracias a Dios por la vida de Soeur Isa, por las maravillas que Dios ha hecho a través de ella. Hemos pedido fortaleza para su familia, para su familia religiosa de Jesús-María, para los que estaban más cercanos a ella. Hemos pedido la paz para este querido pueblo haitiano que Soeur Isa, que no miró la apariencia, tanto amó y a quien mostró la dignidad de los hijos de Dios. Hemos pedido por la conversión de sus asesinos, con la certeza de que Dios, Padre, escucha a sus hijos”, cuentan desde la capital de Haití, sus hermanas de congregación. “Como ella había pedido, sus restos se quedarán en Haití. ‘Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté estén también conmigo para que contemplen mi gloria’. Descanse en Paz”, añaden.

Por otro lado, el programa de TVE Pueblo de Dios recordó ayer domingo a esta misionera asesinada en Haití. Como homenaje a ella recuperó su programa dedicado a Haití. El programa volvió a emitir el reportaje “Haití, la tragedia olvidada”, que fue grabado en Haití hace dos años. Con declaraciones en primera persona, muestra la obra social y asistencial que Isabel llevó a cabo durante los seis años de misión, a lo largo de los cuales vivió difíciles capítulos como el terremoto de 2010.

En 2011, cuando “Pueblo de Dios” la visitó, contó en una extensa entrevista su experiencia y vivencias de un trágico capítulo que vivió el país: el terremoto que destrozó Haití y que acabó con la vida de miles de personas. “¿Cómo Dios puede haber permitido una tragedia de tales dimensiones? Fue muy duro y me costó mucho asimilarlo. Me sentía impotente y prometí que dedicaría toda mi vida a ayudar a este país que ha sufrido tanto y, si llegara el caso, estaría dispuesta a morir por esta pobre gente”, explicaba Isabel.

Tres años después, el programa regresó a Haití para hacer un reportaje que mostrara la obra social, humanitaria y asistencial que Isabel había puesto en marcha en Puerto Príncipe. Tras el terremoto, la misionera creó un centro donde, junto a profesionales, implantaba prótesis de piernas y brazos a niños mutilados, resultado de ese trágico capítulo. Además, compró una ambulancia con ayuda de su congregación. Su acción no descansaba los fines de semana, tiempo que dedicaba junto a médicos haitianos voluntarios a viajar a las zonas rurales más desasistidas y sin prácticamente recursos para atender a los enfermos.

OMPRESS-HAITÍ (12-09-16)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.