Revista Ecclesia » Fray Abel de Jesús: «¿Cómo ser santo hoy? Dejando de hacer cosas»
Iglesia en España Última hora

Fray Abel de Jesús: «¿Cómo ser santo hoy? Dejando de hacer cosas»

En su último vídeo, el carmelita descalzo, fray Abel de Jesús, se ha adentrado en la vida ordinaria de los santos que, a diferencia de lo que nos presentan los hagiógrafos y cineastas, no es una experiencia constante de éxtasis espiritual sino una vivencia de oración callada y discreta, que se va gestando en los pequeños detalles.

Tras esta breve introducción, fray Abel nos lanza la pregunta que muchos católicos a lo largo de los siglos se han preguntado y que ser verdaderamente elocuente para nuestro camino: ¿Qué hizo Jesús antes de su vida pública?

Desestimando los evangelios apócrifos a la hora de tener datos fidedignos de su infancia, por «no tener una intención teológica clara ni una intención de aportar historicidad  sino de satisfacer la curiosidad popular», el carmelita youtuber ha indicado que estos son fuente de estudio en algunos aspectos. Por ejemplo, de los evangelios apócrifos se ha extraído que los magos eran reyes, sus nombres, o la identidad de Joaquín y santa Ana. Aunque, en ningún caso, equiparables a los canónicos o sinópticos.

Después, consultando a la historiadora Alejandra Perales, han estado indagando sobre el trabajo de Cristo con san José en los prolegómenos de Nazaret, en concreto Samaría, que por aquel entonces requería de mucha mano de obra para su reconstrucción.

Fray Abel de Jesús ha explicado que gran parte de la vida terrena de Jesús estuvo marcada por el aprendizaje de un oficio,  por ganarse el pan, por los momentos de quietud y recogimiento o por los momentos de convivencia con su familia. De hecho, en este punto, fray Abel se ha mostrado muy seguro: «Jesús no hizo nada trascendente en la mayor parte de sus días de existencia terrena»

Para fray Abel, el proceso de crecimiento «en gracia, sabiduría y estatura», siguiendo la lógica biológica de los hombres, genera una gran fecundidad en lo cotidiano y aparentemente improductivo. Porque es en el silencio de la inactividad cuando, en todas las épocas, se rompe con la multiestimulación a las que tantas veces nos vemos sometidos. Especialmente hoy, con el auge de internet, cuyo contenido es inagotable.

¿Cómo ser santo?

Fray Abel lo tiene claro : «la santidad no está en empezar a hacer cosas sino en empezar a no hacerlas». Hay que dejarse inundar por la gracia de Dios y saber que el Espíritu Santo es el que actúa en las pequeñas cosas.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa