Revista Ecclesia » Francisco y el cine: «Enseña a crear y custodiar la memoria»
Destacada Santa Sede Última hora

Francisco y el cine: «Enseña a crear y custodiar la memoria»

En estos días las apariciones del Papa Francisco están siendo muy pocas. Ya lo son de por sí en cada julio, mes de vacaciones del Pontífice, cuánto más este año en el que se ha de reponer de una ciru- gía. Hace unos días salió a la venta en italiano el libro Lo sguardo: porta del cuore, escrito por Dario Edoardo Viganò, quien estuviera al frente de la Secretaría para la Comunicación, órgano vaticano que después se convirtió en el actual Dicasterio para la Comunicación. El volumen está centrado en el cine y cuenta con la participación de Francisco.

El Papa revela algunas de sus preferencias cinematográficas y asegura que «el cine enseña a crear y custodiar la memoria». «En ese sentido, también para la Iglesia, la dinámica historia-memoria halla en el cine un importante referente», explica el Santo Padre. Dice en el libro que recuerda las tardes de cine con sus padres, quienes le enseñaron «a disfrutar de las artes en sus diversas formas».

Muchas de esas películas que veía el pequeño Jorge Mario pertenecían a la corriente del neorrealismo italiano. De ahí, que a Francisco les gusten especialmente las cintas dirigidas por figuras como Rossellini, Vittorio de Sica o Fellini. Entre sus preferidas está La Strada, de este último director, una historia de personajes desgraciados en medio de la miseria. «Fellini supo dar una luz inédita a la mirada de los otros. En esa película la narración de los últimos es ejemplar y una invitación a preservar su preciosa atención de la realidad (…) Es una mirada de esperanza que sabe dar luz en la oscuridad, y por eso debe ser protegida», cuenta el Santo Padre. Francisco también habla al sa- cerdote de una idea que hace tiempo que le ronda la cabeza: una Mediateca Vaticana. Sería un organismo para archivar todo el material audiovisual de la Santa Sede y que llega a la Santa Sede, al estilo del Archivo Apostólico o la Biblioteca Apostólica Vaticana. Lo explica así: «Pienso en una institución que funcione como Archivo Central para la conservación permanente y organizada según criterios científicos, de los fondos históricos audiovisuales de los organismos de la Santa Sede y de la Iglesia universal. Podríamos llamarla Mediateca, junto al Archivo y la Biblioteca, para la colección y custodia del patrimonio de fuentes audiovisuales históricas de alto nivel religioso, artístico y humano».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa