Revista Ecclesia » Francisco urge a los líderes de la COP26: «No hay tiempo que perder»
Internacional Última hora

Francisco urge a los líderes de la COP26: «No hay tiempo que perder»

Francisco ha advertido a los líderes mundiales reunidos en Glasgow «que si existe una verdadera voluntad política es posible contrastar la crisis del cambio climático y de la post pandemia, aprendiendo de los errores del pasado y asignando recursos suficientes».

«No hay más tiempo que perder», ha dicho, «pues se trata de un cambio de época, un compromiso con los más vulnerables y con las jóvenes generaciones».

Estas han sido las palabras del Papa Francisco al final de su mensaje a los líderes mundiales reunidos en Glasgow, Escocia, en la Conferencia de los Estados Parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la COP26.

Voluntad política, compromiso, responsabilidad

Un discurso, dirigido al presidente de la COP26, Alok Sharma y leído por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, donde las palabras voluntad política, compromiso, responsabilidad se alternan a post pandemia, deuda ecológica, deuda externa, migrantes climáticos y desequilibrios comerciales o financieros.

«Hay demasiados rostros humanos que sufren esta crisis climática: además de sus impactos cada vez más frecuentes e intensos en la vida cotidiana de muchas personas, especialmente de las poblaciones más vulnerables, nos damos cuenta que también se ha convertido en una crisis de los derechos de los niños y que, en un futuro próximo, los migrantes por motivos medioambientales superarán a los refugiados por conflictos».

Ante los representantes de más de 200 países que hasta el 12 de noviembre debatirán sobre el calentamiento global, se ha recalcado la necesidad de «una acción urgente, valiente y responsable» si se quieren alcanzar los objetivos escritos en el Acuerdo de París de forma coordinada y responsable: «Son ambiciosos, pero no pueden retrasarse».

Unidad frente al cambio climático y la post-pandemia

El Santo Padre ha planteado si en la COP26 «realmente existe la voluntad política» de asignar con honestidad y responsabilidad, más recursos financieros y tecnológicos para mitigar los efectos negativos del cambio climático, así como para ayudar a las poblaciones más pobres y vulnerables, que son las que más sufren. Más aún cuando el mundo sigue enfrentando los estragos de una pandemia que azota a la humanidad desde hace casi dos años.

De esta forma, la COP26 «puede y debe» contribuir activamente a la construcción de un futuro donde «los comportamientos cotidianos y las inversiones económico-financieras, puedan salvaguardar verdaderamente las condiciones para una vida digna de la humanidad de hoy y de mañana en un planeta “sano”».

Santa Sede: emisión cero y educación

El Santo Padre ha expresado el compromiso de la Santa Sede ante el cambio climático. En este sentido, el compromiso del Estado de la Ciudad del Vaticano para lograr este objetivo antes del 2050 y, al mismo tiempo, el compromiso de promover una educación en ecología integral, consciente de que las medidas políticas, técnicas y operativas deben combinarse con un proceso educativo, sobre todo entre los jóvenes, con el fin de buscar nuevos estilos de vida y fomentar un modelo cultural de desarrollo y sustentabilidad centrados en la fraternidad y la alianza entre el ser humano y el medio natural.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa