Coronavirus Noticias Santa Sede

Francisco une a todas las religiones contra el coronavirus

En su misa diaria en Santa Marta, Francisco ha invitado a que todas las religiones se unan en el Día de Oración promovido por el Alto Comité para la Hermandad Humana. Todos unidos, ha dicho, «pidamos al Señor por el fin de la pandemia de Covid-19»

En esta jornada de oración, ayuno y obras de caridad promovida por el Alto Comité de la Hermandad Humana, alentando a todos a unirse como hermanos, «debemos pedirle a Dios misericordia y piedad en este momento trágico de la pandemia. Todos somos hermanos». Rememorando a San Francisco de Asís, ha recordado que «hombres y mujeres de todas las denominaciones religiosas, hoy, nos unimos en oración y penitencia, para pedir la Gracia de la curación de esta pandemia». Además, el Santo Padre ha insistido en la fuerza poderosa de la oración: «Cada uno de nosotros reza, las comunidades rezan, las confesiones religiosas rezan: rezan a Dios, todos los hermanos, unidos en la hermandad que nos une en este momento de dolor y tragedia».

El Pontífice ha asegurado que «no esperábamos esta pandemia, llegó sin que nosotros lo esperáramos, pero ahora está aquí. Y mucha gente muere. Y muchas personas mueren solas y muchas personas mueren sin poder hacer nada». En este sentido ha prevenido de que puede venirnos el pensamiento de «pero a mí no me ha tocado, gracias a Dios que me salvé: ¡Pero piensa en los demás! Piense en la tragedia y también en las consecuencias económicas, las consecuencias para la educación y lo que sucederá después». Por eso, Francisco  ha insistido en que «no rezamos unos contra otros. Todos estamos unidos como seres humanos, como hermanos, rezando a Dios, de acuerdo con la propia cultura, de acuerdo con la propia tradición, de acuerdo con las propias creencias, pero hermanos».

Por último, Francisco ha denunciado las demás pandemias que asolan nuestro mundo: «En los primeros cuatro meses de este año, 3 millones 700 mil personas murieron de hambre. Existe la pandemia del hambre. En cuatro meses, casi 4 millones de personas. Esta oración de hoy para pedirle al Señor que detenga esta pandemia debe hacernos pensar en las otras pandemias en el mundo. La pandemia de las guerras, del hambre y muchas otras».

Print Friendly, PDF & Email