Coronavirus Santa Sede

Francisco se dirige a los políticos: «Buscad juntos el bien del país y no el de vuestro propio partido»

Este lunes, en la misa diaria en Santa Marta, el Papa Francisco ha hecho un llamamiento a los políticos de todos los países del mundo para que en esta época de pandemia, lleven a cabo su vocación, «que es una alta forma de caridad». Además, les ha instado a «buscar juntos el bien del país y no el bien de su propio partido».

Durante la homilía, El Papa ha recordado que nos debemos dejar conducir con docilidad por el Espíritu, que nos guía donde no sabemos: «nacer del Espíritu, porque el Espíritu es impredecible». Quien se deja guiar por el Espíritu, ha explicado el Santo Padre, es una persona «dócil y libre». El cristiano no sólo debe cumplir los mandamientos, sino que debe ir más allá, «entrando en la libertad del Espíritu».

Confiar en el Espíritu Santo

Francisco ha explicado cómo en nuestra vida cristiana «muchas veces nos detenemos como Nicodemo, sin saber qué paso dar, no sabemos cómo hacerlo o no tenemos la confianza en Dios para dar este paso y dejar entrar al Espíritu. Nacer de nuevo es dejar que el Espíritu entre en nosotros y que sea el Espíritu quien me guíe y no yo, y aquí, libre, con esta libertad del Espíritu que nunca sabrás dónde acabarás. Cuando Juan y Pedro fueron a ver a sus hermanos y reportaron lo que los jefes de los sacerdotes y los ancianos les habían dicho, se asustaron un poco. ¿Y qué hicieron? Rezaron. No se detuvieron en las medidas de precaución. No. Rezar. Dejar que sea el Espíritu quien les diga qué hacer. Levantaron sus voces a Dios diciendo: “¡Señor!” y rezaron.»

El Pontífice ha destacado que esta oración lanzada en un momento oscuro, de un momento en el que tienen que tomar decisiones y no saben qué hacer «nace del Espíritu, abre los corazones al Espíritu.
Ante las dificultades, ante una puerta cerrada, abren sus corazones y el Espíritu viene y les da lo que necesitan y salen a predicar, con coraje, y adelante». Por eso, para concluir, el Papa ha pedido para que el Señor nos ayude «a estar siempre abiertos al Espíritu, porque es Él quien nos llevará adelante en nuestra vida de servicio al Señor».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME