Revista Ecclesia » Francisco reforma la metodología del Sínodo para que se escuche al Pueblo de Dios
https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2018/09/18/cong.html
Sesión ordinaria del Sínodo de Obispos en 2015 / EFE
Destacada Santa Sede Última hora

Francisco reforma la metodología del Sínodo para que se escuche al Pueblo de Dios

La Santa Sede ha anunciado en la mañana de hoy viernes, 21 de mayo, «un nuevo itinerario sinodal» para la próxima Asamblea Sinodal Ordinaria del Sínodo de los Obispos, prevista «inicialmente» para octubre de 2022 y dedicada, precisamente, al tema de la sinodalidad. («Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión»).

La reforma, según ha explicado el secretario del organismo, cardenal Mario Grech, en entrevista concedida a los medios de comunicación del Vaticano, quiere partir de la escucha de la voz del Pueblo de Dios y garantizarle «una participación más amplia» en el «proceso decisional de la Iglesia».

El nuevo itinerario hacia la XXVI Asamblea del Sínodo de Obispos, aprobado por el Papa Francisco el pasado 24 de abril, establece un recorrido en «tres fases» que transcurrirán entre octubre de 2021 y octubre de 2023, «pasando por una fase diocesana y otra continental, que darán vida a dos Instrumentum Laboris distintos, antes de la fase definitiva a nivel de Iglesia Universal».

Así, pues, la apertura del Sínodo tendrá lugar, tanto en el Vaticano como en cada diócesis, en octubre de este año. El camino será inaugurado por el Santo Padre en el Vaticano los días 9 y 10 de octubre. Y una semana después, el día 17, lo harán los obispos en sus diócesis con la misma modalidad.

La primera fase, o «fase diocesana», se desarrollará entre octubre de 2021 y abril de 2022. Su objetivo es «la consulta del Pueblo de Dios (cfr. Episcopalis Communio, 5,2) con la finalidad de que el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados, sujetos del sensu fidei infalible in credendo».

La segunda fase, «fase continental», transcurrirá de septiembre de 2022 a marzo de 2023. En ella se dialogará a nivel continental sobre el primer Instrumentum Laboris, «realizando un ulterior acto de discernimiento a la luz de las particularidades culturales específicas de cada continente».

La tercera fase, la «fase de la Iglesia universal», acontecerá en octubre de 2023, y concluirá con la celebración del Sínodo de los Obispos en Roma «según los procedimientos establecidos en la Constitución Apostólica Episcopalis Communio». Los participantes en la Asamblea trabajarán sobre la base de un segundo Instrumentum Laboris preparado por la Secretaría General del Sínodo.

Cardenal Grech: «No se trata de populismo, se trata de que la Iglesia es el Pueblo de Dios»

«La primera novedad y la más grande es la transformación del Sínodo, de evento a proceso», ha dicho el cardenal Grech al comentar la reforma. El secretario del Sínodo recuerda que la sinodalidad es uno de los temás «más fuertes del actual pontificado».

«El Concilio Vaticano II dice que el Pueblo de Dios participa en la función profética de Cristo. Por esto, es necesario escucharlo, y para escucharlo es necesario ir allí donde vive, en las Iglesias particulares. El principio que regula esta consulta del Pueblo de Dios, es el antiguo principio que “aquello que interesa a todos debe ser debatido entre todos”. No se trata de democracia, ni de populismo o algo parecido; se trata de que la Iglesia es el Pueblo de Dios, y este pueblo, por el bautismo, es sujeto activo de la vida de la misión de la Iglesia», afirma Grech antes de subrayar que las cuestiones sobre las que los pastores estarán llamados a discernir al final del itinerario «son aquellas que emergieron de la consulta, no otras».

El purpurado maltés indica también que de este nuevo camino sinodal se pueden esperar grandes frutos en el terreno del ecumenismo. Y recuerda: «El tema de la sinodalidad fue debilitándose en la praxis eclesial y en la reflexión eclesiológica del segundo milenio en la Iglesia católica. Era una práctica típica de la Iglesia del primer milenio, continuada después en la Iglesia ortodoxa».

El Sínodo, por tanto, se transforma. Y lo hace para dar espacio al pueblo de Dios y que todos puedan hacer escuchar su voz.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa