Revista Ecclesia » Francisco Pérez: «San Fermín supo sobrellevar los momentos de dolor con la mirada puesta en Dios»
Destacada Iglesia en España Noticias Última hora

Francisco Pérez: «San Fermín supo sobrellevar los momentos de dolor con la mirada puesta en Dios»

Hoy tiene lugar en Pamplona la celebración de San Fermín. Nuevamente esta histórica fecha vuelve a estar marcada por las restricciones sanitarias a causa de la pandemia de la covid-19. A pesar de ello esta mañana ha tenido lugar la Solemne Misa en honor a San Fermín, con la presencia del Cabildo Catedralicio y presidida por el Arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez González.

En su homilía, el arzobispo ha tenido muy presente la figura del santo que hoy celebra su onomástica, afirmando que «San Fermín supo soportar el sufrimiento con paciencia y sabiendo sobrellevar los momentos de dolor con la mirada puesta en Dios». «La madurez humana y espiritual se forja sabiendo soportar la prueba para no dejarse dominar por ella» señala Pérez.

Francisco Pérez ha continuado su intervención, «los efectos del sufrimiento son nocivos puesto que nadie puede excluirse de la adversidad. Es conveniente afrontarlos con la nobleza de un corazón que se fía del Maestro, el mejor Maestro: “Venid a mí todos los fatigados y agobiados, y yo os aliviaré. Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas: porque mi yugo es suave y mi carga ligera” (Mt 11, 28-30)».

Afrontar la adversidad

«Si San Fermín supo afrontar la adversidad –con nobleza y gallardía- fue por la fe que tenía en Dios. Y tanto se fió que aceptó morir martirizado antes que ofender a Dios y a sus leyes; murió perdonando a sus ejecutores porque fraguó en su corazón lo que hoy, de nuevo, nos recuerda el evangelio: “Si el mundo os odia, sabed que antes que a vosotros me ha odiado a mí” (Jn 15, 18). Ante el aparente triunfo del pecado, Jesús enseña que entre Él y el mundo, en cuanto reino del pecado, no hay posibilidad de acuerdo puesto que quien vive en pecado aborrece la luz».

El arzobispo ha concluido la homilía afirmando que «en este día que proclamamos -con alegría- a San Fermín, ruego a Dios nos impulse a mirar al Santo Patrón y depositar nuestros anhelos, nuestra esperanza y nuestros proyectos en su regazo para que su ejemplo y su vida de gracia cale en nosotros sabiendo que la existencia sólo tiene un recorrido y un final que es la bienaventuranza de la Eternidad, y esto se concederá si hemos sido responsables. Si correspondemos y ansiamos ser felices para siempre, San Fermín, nos invita a ser coherentes y a vivir en la gracia santificante, es decir, con un corazón que ama».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa