Revista Ecclesia » Francisco Javier, el primer inquilino del Hogar La Milagrosa en la diócesis de Cartagena
Iglesia en España Última hora

Francisco Javier, el primer inquilino del Hogar La Milagrosa en la diócesis de Cartagena

«El mundo penitenciario forma parte de nuestra Iglesia, que está ahí sirviendo a los que no tienen a nadie», afirma Antonio Sánchez, delegado de Pastoral Penitenciaria de la diócesis de Cartagena y capellán en Campos del Río. El pasado mes de abril, la Pastoral Penitenciaria de la diócesis de Cartagena y Cáritas ponían en marcha el Hogar La Milagrosa, un piso para los reclusos que, en periodo de permiso penitenciario, carecen de familia o la suya reside lejos.

 

Primeros días de libertad vigilada

El primer inquilino de este Hogar es un joven de 24 años llamado Francisco Javier, que no tiene familia en la Región de Murcia y que ayer salió por primera vez del Centro Penitenciario Murcia II de Campos del Río para disfrutar de unos días de libertad vigilada. Durante esta semana estará acompañado por los capellanes y voluntarios de la Pastoral Penitenciaria que trabajan en su centro, así como por técnicos de Cáritas.

Momentos de crecimiento personal y en la fe para los reclusos

Según Antonio Sánchez, Francisco Javier podrá disfrutar de más permisos como este que «son indispensables para acceder al tercer grado cuando sean autorizados por el centro y la jueza penitenciaria». El de La Milagrosa es un hogar que posibilita realizar estancias muy cortas fuera de los muros de la cárcel donde se procurarán momentos de crecimiento personal y en la fe para los reclusos.
Con la estancia de Francisco Javier, el Hogar La Milagrosa cumple por fin el objetivo para el que fue soñado: ayudar a los presos con menos posibilidades. El delegado de Pastoral Penitenciaria agradece también la cercanía de la diócesis de Cartagena a los reclusos de los diferentes centros penitenciarios de la Región de Murcia.


O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa