Revista Ecclesia » Francisco, en Irak: Visita de cortesía al líder chiíta Al-Sistani
Francisco, en Irak: Visita de cortesía al líder chiíta Al-Sistani
Destacada Santa Sede Última hora

Francisco, en Irak: Visita de cortesía al líder chiíta Al-Sistani

Segunda jornada del Papa en Irak. A primera hora de la mañana de hoy sábado, 6 de marzo, Francisco se ha trasladado en avión a Nayaf, a unos 160 kilómetros de Bagdad, para realizar una «visita de cortesía» al ayatolá Sayyd Ali Al-Husayni Al-Sistani, principal referente del islam chiíta en el país. El Santo Padre ha sido recibido primero por el gobernador de la región, y luego se ha desplazado a la residencia del gran ayatolá, en un humilde barrio de la ciudad, donde ha tenido lugar el «encuentro privado». La Sala de Prensa ha informado de que el Pontífice ha sido recibido por el hijo del clérigo, que le ha conducido junto a él. El encuentro ha durado unos 45 minutos y en él el Santo Padre ha destacado «la importancia de la colaboración y la amistad entre las comunidades religiosas» en el «respeto mutuo y el diálogo». Al-Sistani, por su parte, ha dicho que los cristianos han de poder vivir en Irak «en paz y seguridad» y «beneficiarse de todos los derechos constitucionales». No ha habido declaración conjunta ni se ha firmado ninguna declaración.

Ciudad santa para los chiítas

Nayaf es, tras La Meca y Medina, la tercera ciudad santa para los musulmanes chiítas, una rama del islam que profesan unos 200 millones de fieles. En su mezquita se halla la tumba de Alí, primo y yerno de Mahoma, el cuarto califa, que murió asesinado. Los chiítas consideran a Alí y a sus descendientes los verdaderos sucesores del profeta. La palabra «chiita» deriva de la expresión «shiaat Ali», los partidarios de Alí.

El encuentro con Al-Sistani supone un importante acercamiento a esta confesión del islam, mayoritaria en Irán e Irak y muy presente también en países como Líbano, Catar, Yemen o Kuwait. El Documento sobre la Fraternidad Humana firmado en Abu Dhabi con el gran imán de la universidad cairota de Al-Azhar, Ahmed Al Tayyeb, «compromete» al islam sunita.

Al-Sistani, un clérigo muy influyente

Alí Al-Sistani tiene 90 años y es un clérigo muy influyente en Irak. Nació en Mashad (Irán) el 4 de agosto de 1930, pero se formó teológicamente en Nayaf, de cuyo «seminario» o escuela religiosa es el máximo responsable. Nieto de otro destacado erudito chií, sus disposiciones gozan de gran predicamento, pues se le reconoce el derecho de «ijtihad», a proclamar interpretaciones independientes.

Al-Sistani representa la corriente del chiísmo que aboga por la distinción de política y religión, a diferencia de la escuela de Qom, en Irán, país donde las disposiciones de los ayatolás no distinguen la una de la otra haciendo de la vecina república una teocracia. No obstante, Al-Sistani ha desempeñado en los últimos años un destacado papel en el devenir de los acontecimientos políticos en Irak. Así, su llamamiento a los chiítas a combatir al Estado Islámico de 2014 contribuyó a la derrota militar de este tres años después; y su petición de 2019 de retirar el apoyo al gobierno tras la muerte en unas protestas de más de 400 personas, obligó a dimitir al primer ministro Ahmed Mahdi.

Los chiítas son aproximadamente el 62,5% de la población de Irak, mientras que la confesión sunita es profesada por un 34,5%. En la jornada de ayer, el Papa pronunció un discurso ante las autoridades políticas y el cuerpo diplomático y mantuvo un encuentro en la catedral siro-católica de Bagdad con los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas.

Además:



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa