Santa Sede

Francisco defiende la «Algorética» para afrontar los cambios tecnológicos

En su discurso pronunciado ayer tras la plenaria de la Pontificia Academia para la Vida, el Papa Francisco hizo un llamamiento a desarrollar la «algorética», que debería «apuntar a asegurar una visión competente y compartida de los procesos por los cuáles integramos las relaciones entre los seres humanos y la tecnología actual», explicó.

Dirigió su discurso a los presentes, entre los que se encontraban también el presidente del Parlamento Europeo, el director general de la FAO, y otras autoridades y líderes en el campo de la información y de la tecnología.

La asimetría de los algoritmos

El Papa explicó de manera sencilla y clara cuál es el peligro actual de los algoritmos. «A partir de las trazas digitales esparcidas por Internet, los algoritmos pueden extraer datos que permiten controlar hábitos mentales y sociales para fines comerciales o políticos, frecuentemente sin nuestro conocimiento. Esta asimetría, por la que unos pocos saben todo sobre nosotros mientras que nosotros no sabemos nada de ellos, adormece el pensamiento crítico y el ejercicio consciente de la libertad», afirmó Francisco.

El uso de algoritmos en el que unos pocos saben todo de nosotros amenaza la libertad
De ahí la importancia de humanizar la tecnología actual con la ética en el marco de la Pontificia Academia para la Vida. «Las ciencias biológicas emplean cada vez más dispositivos provistos de inteligencia artificial», aseguró. «Los problemas éticos que emergen de las formas en que estos dispositivos pueden regular el nacimiento y el destino de los individuos llama a un compromiso renovado para preservar la calidad humana de nuestra historia compartida», añadió el Papa.

En esta ocasión, el Papa hizo un llamamiento a afrontar en común estos desafíos, cristianos y no cristianos: «No tenemos ideas preconcebidas de cómo responder a las preguntas nuevas que la historia nos plantea hoy. Nuestra tarea, más bien, es caminar unos con otros, escuchando atentamente y buscando unir experiencia y reflexión».

Print Friendly, PDF & Email