Revista Ecclesia » Francisco, a los obispos y sacerdotes de Irak: «No renieguen nunca del santo pueblo de Dios»
Francisco, a los obispos y sacerdotes de Irak: «No renieguen nunca del santo pueblo de Dios»
Santa Sede Última hora

Francisco, a los obispos y sacerdotes de Irak: «No renieguen nunca del santo pueblo de Dios»

Segundo acto de la visita del Papa Francisco a Irak, en este viernes 5 de marzo: el encuentro con los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y catequistas, en la catedral siro-católica «Nuestra Señora de la Salvación» de Bagdad. Se trata de templo en el que el 31 de octubre de 2010 el terrorismo yihadista perpetró uno de los más salvajes atentados que se recuerdan en el país: el asesinato de 48 hombres, mujeres y niños cuando estaban celebrando la Eucaristía —entre ellos los dos sacerdotes del templo—, causando también heridas de distinta consideración a otros cien fieles. Los fallecidos están hoy en proceso de beatificación. «Que el recuerdo de su sacrificio —ha comenzado diciendo el Papa en su discurso— nos inspire para renovar nuestra confianza en la fuerza de la Cruz y de su mensaje salvífico de perdón, reconciliación y resurrección. El cristiano, en efecto, está llamado a testimoniar el amor de Cristo en todas partes y en cualquier momento».

Flanqueado por los patriarcas Ignazio Youssef III Younan (siro-católico) y el cardenal Louis Raphael Sako (caldeo), Francisco ha vuelto a insistir en el mensaje de que «la incitación a la guerra, las actitudes de odio, la violencia y el derramamiento de sangre son incompatibles con las enseñanzas religiosas», formulado también en el encuentro con las autoridades políticas y el cuerpo diplomático.

Manténgase unidos

El Santo Padre ha hecho un llamamiento a los católicos del país a «dar testimonio de unión fraterna» y superar sus divisiones. «Dejemos de lado todo tipo de egocentrismo y rivalidad», ha pedido. «En ocasiones pueden surgir incomprensiones y podemos experimentar tensiones» porque todos somos pecadores, pero estos «nudos» que dificultan la fraternidad pueden ser desatados con «el perdón y el diálogo fraterno, llevando pacientemente los unos las cargas de los otros».

El Pontífice se ha dirigido a los obispos —19 hay en Irak— para pedirles que «sean particularmente cercanos a sus sacerdotes», que les ofrezcan «apoyo y ánimo con el corazón abierto» y les acompañen «con su oración, con su ánimo,  con su paciencia (…)». A los presbíteros, religiosos, religiosas, seminaristas y catequistas , por su parte, les ha rogado que estén siempre cerca del pueblo de Dios. «Sean pastores, servidores del pueblo y no administradores públicos. Siempre con el pueblo de Dios, nunca separados como si fueran una clase privilegiada. No renieguen de esta “estirpe” noble que es el santo pueblo de Dios».

Para el Papa esto es muy importante. Y ha vuelto a insistir en ello en su intervención: «Sabemos que nuestro servicio conlleva también una parte administrativa, pero esto no significa que debamos pasar todo nuestro tiempo en reuniones o detrás de un escritorio. Es importante que estemos en medio de nuestro rebaño y que ofrezcamos nuestra presencia y nuestro acompañamiento a los fieles de las ciudades y de los pueblos».

Contra el virus del desaliento, la vacuna de la esperanza

Francisco ha agradecido a los pastores iraquíes la cercanía y el apoyo al pueblo en todos estos años de dura prueba. Y les ha pedido que no se dejen vencer por el desánimo en este tiempo de pandemia. Contra «el virus del desaliento», la «vacuna de la esperanza», que nace de la oración, ha dicho. Cristo —ha insistido— «se anuncia sobre todo con el testimonio de vidas transformadas por la alegría del Evangelio. (…) Una fe viva en Jesús es “contagiosa”, puede cambiar el mundo».

Irak (38,8 millones de habitantes) cuenta actualmente con 590.000 católicos, según los datos facilitados por la Santa Sede, fechados a 31 de diciembre de 2019. El país cuenta con 19 obispos, 153 sacerdotes (113 diocesanos y 40 religiosos), ocho religiosos no sacerdotes, 365 religiosas profesas, 32 seminaristas mayores, 632 catequistas y cuatro misioneros laicos.

La Iglesia católica en Irak cuenta con 68 escuelas y centros de enseñanza en los que se forman más de 6.500 alumnos, siete hospitales, seis ambulatorios, cinco casas de ancianos, diez orfanatos y guarderías y un consultorio familiar.

Además:



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa