Revista Ecclesia » Francia recuerda al P. Hamel, levadura para el Reino de Dios
Francia recuerda al P. Hamel, levadura para el Reino de Dios
El arzobispo de Ruán, monseñor Lebrun, en la Eucaristía en memoria del Padre Hamel en el quinto aniversario de su asesinato.
Destacada Internacional Última hora

Francia recuerda al P. Hamel, levadura para el Reino de Dios

Francia ha recordado este lunes 26 de julio al P. Jacques Hamel, asesinado hace cinco años en su parroquia de Saint-Etienne-du-Rouvray mientras oficiaba la Eucaristía a primera hora de la mañana ante un reducido número de fieles. La iglesia en la que dos yihadistas le degollaron ha vuelto a quedarse pequeña para recordar al anciano presbítero (84 años), víctima de la sinrazón y locura del fanatismo islamista. La misa en su memoria ha sido oficiada por monseñor Dominique Lebrun, arzobispo de Ruán, quien en su homilía se ha referido al P. Hamel como un «sacerdote antiestrella» que a través del trabajo cotidiano en su parroquia «sembró con su presencia, con su acogida y con su predicación» la semilla que hace florecer el Reino de Dios.

Al hilo de las lecturas del día (Ex 32, 15-24.30-34 y Mt 13, 31-35), el prelado ha recordado que el Reino de Dios se construye a partir de lo pequeño —la más pequeña de las semillas o un poco de levadura— y que en el caso del Padre Hamel «el tiempo es un aliado» pues «solo estamos en el quinto aniversario» de su muerte

Lebrun ha dicho también que debemos reconocer con humildad que «todos somos propensos al mal» y que no hay que ceder a la tentación de la venganza y de devolver mal por mal. «Dios ha elegido otro camino que el nuestro, otro camino que la venganza o la supresión de la vida. Dios elige la vida. Y ha enviado para mostrarnos el camino a alguien más que un ángel. A su propio hijo, Jesús».

Poco antes, el arzobispo de la diócesis normanda había advertido de que la forma de pensar del pueblo «cuando tiene miedo» no siempre es la mejor. «Esto es indudablemente cierto —ha afirmado— tanto en nuestras comunidades como en nuestros países, y me atrevo a decir que en nuestras democracias».

«¿Cómo no pensar, hermanos, en nuestro Occidente que se aleja de los diez mandamientos y cree más en sus propias riquezas que en las expectativas de su propio corazón? ¿Es tan diferente de los que, atraídos por una gloria revestida de sueños y religión, se ven empujados a matar, creyendo que se convierten en superfieles?», se ha preguntado al respecto.

Sus palabras han sido escuchadas en primera fila por el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, era una de las autoridades civiles presentes en la celebración, quien poco después ha afirmado que «al golpear a la Iglesia católica, a la Iglesia de Francia, los terroristas no golpearon simplemente a los que creían en Dios, evidentemente golpearon a todos los franceses».

Procesión silenciosa y acto civil

La Eucaristía ha estado precedida por la presentación del «Premio Jacques Hamel», instituido por la Federación de Medios Católicos, y por una marcha silenciosa de los fieles hasta el templo encabezada por el arzobispo, las autoridades civiles y Roseline Hamel, hermana del P. Jacques. A la conclusión de la misma, y como en años anteriores, se ha celebrado un acto civil. Organizada por el Ayuntamiento, la «Ceremonia republicana por la paz y la fraternidad» ha tenido lugar en la plaza de la iglesia, ante la estela por la paz y la fraternidad erigida con ocasión del primer aniversario del asesinato, y en ella han intervenido, además del ministro y del arzobispo, el alcalde de la localidad y un diputado regional.

La misa ha sido retransmitida en directo por el canal KTO, propiedad del episcopado, que estos días ha ofrecido a su audiencia una programación especial sobre el sacerdote martirizado. En ella, por ejemplo, se ha podido ver conversar por teléfono a Roseline Hamel con Nassiya, la madre de uno de los terroristas. Las dos mujeres están en contacto y han establecido «una relación fuerte y vital para ambas», se ha explicado.

Roseline Hamel conversa por teléfono ante las cámaras con la madre de uno de los terroristas que asesinó a su hermano, con la que está en contacto / KTO.

Un crimen posiblemente planeado desde Siria

El P. Hamel fue asesinado mientras celebraba la misa matutina ante un puñado de fieles, todos ellos de edad avanzada. Los dos terroristas que entraron en la iglesia al grito de Allah Akbar («Dios es grande») hirieron también de gravedad a otra persona. Luego, los dos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.

El semanario católico francés La Vie informó hace unas semanas de que las fuerzas de seguridad habían desencriptado mensajes en la red social Telegram que demostrarían una supuesta vinculación de los asesinos con Rachid Kassim, uno de los líderes del Estado Islámico en Siria. Hijo de padre yemení y madre argelina, Kassim, supuestamente muerto en Mosul en 2017 por un dron estadounidense, nació en Francia y era el encargado de la captación de terroristas de habla francesa.

Él será una de las cuatro personas a las que se procese por complicidad en el juicio que está previsto tenga lugar en París del 14 de febrero al 11 de marzo de 2022.

Proceso de beatificación

El P. Hamel está en proceso de beatificación. Su causa fue abierta por monseñor Lebrun después de que el Papa Francisco le eximiera de cumplir el plazo de cinco años establecido para emprender la fase diocesana. El anuncio formal de la apertura se produjo el 13 de abril de 2017, Jueves Santo. Esta dispensa —según ha declarado recientemente el arzobispo— ha resultado providencial, toda vez que hace unas semanas falleció ya una testigo presencial.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa