Blog del exdirector Jesús de las Heras

Fragmentos del testamento del Papa Pablo VI, fallecido el 6 de agosto de 1978

“Fijo la mirada en el misterio de la muerte y de lo que a ella sigue a la luz de Cristo, el único que la esclarece. Miro, por tanto, la muerte con confianza, humilde y serenamente.

Percibo la verdad que ese misterio ha proyectado siempre sobre la vida presente y bendigo al Vencedor de la muerte por haber disipado en mi las tinieblas y descubierto su luz.

Por ello, ante la muerte y la separación total y definitiva de la vida presente, siento el deber de celebrar el don, la fortuna, la belleza y el destino de esta misma fugaz existencia.

Señor, te doy gracias porque me has llamado a la vida y todavía aun más porque me has regenerado y me has destinado a la plenitud de la vida.

Cierro los ojos ante esta tierra doliente, dramática y magnífica, implorando sobre ella la Bondad y la Misericordia Divinas. Y de nuevo bendigo a todos.

Y a la Iglesia, a la que debo todo y a la que pertenezco totalmente, ¿qué le diré? Las bendiciones de Dios desciendan sobre ti: toma conciencia de tu naturaleza y de tu misión; adquiere el sentido de las necesidades verdaderas y profundas de la humanidad y camina pobre, es decir, libre, fuerte y amorosa hacia Cristo”

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.