Iglesia en España Nacional

Finalizan las obras de restauración del Hospital de Mujeres gracias al apoyo de BBVA

Finalizan las obras de restauración del Hospital de Mujeres de Cádiz gracias al apoyo de BBVA

El histórico edificio gaditano es la actual sede del Obispado de Cádiz y Ceuta  y está catalogado como bien de interés cultural desde 2003

Las obras de restauración iniciadas este verano y que acaban de concluir, han sido posibles gracias a la colaboración de BBVA, cuya aportación ha ascendido a 50.000 euros

Las obras de restauración del Hospital de Nuestra Señora del Carmen, conocido como Hospital de Mujeres de Cádiz,  han concluido tras varios meses de reparación de la cubierta, camaranchón y cúpula de la Escalera Imperial. La restauración de este emblemático edificio gaditano ha sido posible gracias a la colaboración de BBVA cuya aportación ha ascendido a 50.000 euros. Las obras se iniciaron el pasado mes de agosto.

La presentación de los trabajos realizados a lo largo de estos últimos cuatro meses en el ‘Hospital de Mujeres’ se ha realizado esta mañana con una visita guiada que ha contado con la presencia del Vicario General de la  diócesis de Cádiz y Ceuta, D. José Luis Caburrasi; el Director Comercial Territorial de BBVA para Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla,  D. Luis Odriozola; el director de Zona de BBVA en Cádiz y Ceuta, D. Juan Carlos Herrera; y los arquitectos encargados de la restauración, D. Antonio Sánchez y D. Juan Lahuerta.

En su intervención, Luis Odriozola ha explicado el  firme compromiso de BBVA por trabajar por un futuro mejor para las personas. “Buscamos un mayor acercamiento a las sociedades en las que estamos presentes y que mejor oportunidad que colaborar en la restauración de esta joya de la arquitectura Barroca del siglo XVIII”, ha señalado el directivo de BBVA.

Por su parte Juan Carlos Herrera ha destacado que “para BBVA es importante crear compromisos a largo plazo en aquellos pueblos y ciudades de las que sentimos formamos parte y  ayudar a la protección y recuperación del patrimonio histórico y artístico en la provincia de Cádiz ha sido una excelente ocasión para llevarlo a cabo.”

El vicario general de la Diócesis, José Luis Caburrasi, ha manifestado que “es el interés de la Iglesia  mantener y promocionar el patrimonio y que esta  necesita de instituciones privadas como BBVA, que permita prestar el servicio que realiza”. Asimismo, ha agradecido la aportación de BBVA y espera que esta relación de colaboración continúe en próximos proyectos.

Proceso de Restauración

Al plantear la restauración y ante la imposibilidad de visualizar el estado de conservación de la estructura de madera, el proyecto planteó, inicialmente, dos posibilidades: conservar y reparar la estructura original de madera o sustituirla por un sistema de vigas de acero, tomando la decisión in situ, durante la ejecución de las obras. De este modo, el pasado mes de agosto se iniciaron las obras de retirada de la teja y cubrición actual. Tras comprobar la situación real de este elemento, los técnicos de la Junta de Andalucía determinaron la conveniencia de conservar la estructura de madera (con un adecuado tratamiento antixilófago), pero reforzada por otra estructura metálica superpuesta a aquélla.

Por otro lado, la intervención ha requerido unos trabajos previos algo complejos, como el apeo de la bóveda mediante sistema tubular de andamios que, a su vez, permitiese la circulación de los usuarios del edificio por los distintos niveles de la escalera, puesto que no podía clausurarse el uso del edificio mientras se ejecutara la obra.

La estructura metálica finalmente se ha superpuesto a la estructura de madera, garantizando la estabilidad del conjunto. Ésta ha sido tal vez la parte más complicada de la intervención. Y una vez ejecutada, la obra se ha desarrollado con gran rapidez. Así en las pasadas semanas se ha procedido a la cubrición exterior mediante panel sandwhich e impermeabilización.

Por último, hay que mencionar que la teja original no se ha podido reintegrar al ser enormemente frágil. Se ha recurrido a teja recuperada de un formato muy parecido a la preexistente. En estos días se está terminando de dar un consolidante especial al intradós de la bóveda y se está aplicando revestimiento al exterior de los paramentos. Así pues, se está dando los últimos repasos a esta intervención.

La Escalera Imperial

Una de las partes más importantes del conjunto, es la Escalera Imperial, que ya en su época supuso un alarde constructivo, y que hace unos años el Obispado ha visto con preocupación el estado de conservación de este elemento.

En el año 2009 se había restaurado la otra joya del Hospital de Mujeres, `la Capilla del Carmen´, también con la importante colaboración de BBVA. Ahora esta misma entidad ha vuelto a prestar su ayuda ante la solicitud del Obispado para restaurar la cubierta, bóveda y camaranchón de la Escalera Imperial.

Como es habitual en la arquitectura del barroco, la cubrición de los edificios de relevancia urbana presenta una doble composición constructiva. Por un lado, la cubierta a dos o cuatro aguas, construida con estructura de madera (que en el Arte Mudéjar se decoraba y dejaba vista), y por otro, una bóveda interior “decorativa”, suspendida de la estructura, denominada bóveda encamonada. Éste es el caso de la Escalera Imperial.

 El Hospital de Mujeres y la ciudad de Cádiz

En el siglo XVIII la ciudad de Cádiz vive un  impulso económico y comercial  y en  este contexto de ciudad populosa, que empieza a requerir de un adecuado conjunto de equipamientos, se construye un hospital para mujeres, gracias a la visión y enorme generosidad del obispo Lorenzo Armengual de la Mora.

El ‘Hospital de Nuestra Señora del Carmen’, más conocido como Hospital de Mujeres es Bien de Interés Cultural por decreto 308/2003, con la categoría de Monumento. Es, por tanto, un arte para disfrutar y una belleza para proteger. No por casualidad, en estas paredes se dio cuidado y afecto, y se hizo, de la atención a las mujeres necesitadas, una vocación. Pasados los años, no se pudo encontrar un mejor lugar para la sede de la Iglesia de Cádiz. Tras la clausura del hospital en 1963, el edificio pasó a ser la sede del Obispado de Cádiz y Ceuta.

Este hermoso edificio, que sirvió de modelo para las casas de comerciantes gaditanos, fue construido por el arquitecto sevillano Pedro Luis Gutiérrez de San Martín, conocido como el “Maestro Afanador”, entre los años 1736 y 1749.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email