iglesia-meneses
Cultura

Finaliza la obra de restauración de la bóveda del presbiterio de Nuestra Señora del Tovar, Meneses de Campo (Palencia)

Han concluído los trabajos de restauración de la bóveda del presbiterio de la iglesia parroquial Nuestra Señora del Tovar, de la localidad de Meneses de Campos, en los que se ha invertido un total de 17.715 euros (IVA incluido), en dos fases. La obra, financiada íntegramente por la parroquia gracias a la extraordinaria respuesta de los vecinos de Meneses, ha sido ejecutada por la empresa Archivolta de Conservación de Arquitectura Monumental, con sede social en la localidad palentina de Dueñas.

La alarma sobre los problemas de seguridad que presentaba la magnífica bóveda del siglo XVI, atribuida a los Corral de Villalpando, se produjo a finales de 2011 cuando se desprendió una de las figuras de la plementería, que cayó violentamente contra el entarimado del presbiterio.

Los trabajos para la reposición de la moldura dañada se realizaron por la empresa Archivolta en el mes de marzo de 2012, con un presupuesto de 6.359 euros. La colocación del andamio para llevar a cabo la reparación permitió observar que varios de los mocárabes y medallones de la bóveda se encontraban igualmente semidesprendidos, con riesgo cierto de caer y el consiguiente peligro para los fieles que en ese momento pudieran encontrarse en las inmediaciones del presbiterio.

Tras obtener la necesaria autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio, al estar Nuestra Señora del Tovar declarada Bien de Interés Cultural desde el 18 de febrero de 1993, se encomendó a la misma empresa Archivolta el proyecto de aseguramiento y consolidación de todos los elementos de la bóveda, y limpieza en general, presupuestado todo ello en 11.355 euros. Para su ejecución ha sido necesario el montaje de un gran andamio, de doce metros de altura, y una plataforma que cubriese todo el área de la bóveda.

Los trabajos se han prolongado por espacio de un mes y se han desarrollado con gran minuciosidad, comenzando por el picado manual de todos los revestimientos que presentaban descuelgue del soporte, así como inspección de grietas y fisuras. Tras esa operación los técnicos han procedido a coser todos los elementos con varillas de varios diámetros y compuestos, adheridas a resinas epoxi, así como pastas de relleno, pastas de agarre y pastas de reintegración hasta conseguir el mismo volumen y forma de las molduras originales.

En la mañana del pasado martes día 26 de febrero, el delegado diocesano de Patrimonio Cultural y Artístico, don José Luis Calvo Calleja, junto con el miembro de la Delegación, don Antonio Rubio López, comprobaron el final de los trabajos y realizaron el oportuno reportaje fotográfico, antes de que la empresa procediera a desmontar el andamiaje.

La observación desde la altura de la pared que ahora cubre el retablo mayor ha permitido determinar que la iglesia de Meneses sufrió un incendio a mediados del siglo XVII. Así lo atestigua el humo negro que cubre dicha pared, ahora oculta por el retablo de estilo salomónico realizado en 1688 por Santiago Carnicero y Juan Fernández. Con toda seguridad el incendio motivó que la decoración inicial de la bóveda, con azules más claros y abundancia de oros, fuese tratada con los colores que presenta en la actualidad, azulete en los fondos y amarillo ocre en las figuras. En muchas de ellas aún se advierten restos del pan de oro que las cubrió originalmente.

En la parte central de la boveda cuelga un enorme mocárabe, sostenido por cuatro cariátides. A su alrededor se distribuyen otros muchos mocárabes de menor tamaño, alternándose con medallones que representan a sibilas (mujeres profetisas de la mitología griega y romana), putis y personajes masculinos. También se encuentran representados una dama y un caballero en los que pudieran verse identificados la hija del rey Ordoño I de León, que se refugió en Meses huyendo del rey Mauregato para evitar ser objeto del denominado “tributo de las cien doncellas”, y el hijo del conde don Tello a quien, una vez casualmente descubierta, fue concedida en matrimonio. La dama y el caballero tendrían así relación con la inscripción que puede leerse en uno de los muros de la nave central del templo: “Si queréis saber quiénes son los de dorados arneses hijos de la hija son de Ordoño rey de León y del Tello de Meneses”

Palencia, 27 de febrero de 2013

Antonio Rubio López. Delegación diocesana de Patrimonio

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.