Iglesia en España

Finaliza la fase diocesana de la causa de canonización de Guillermo Rovirosa, promotor y primer militante de la HOAC

Finaliza la fase diocesana de la causa de canonización de Guillermo Rovirosa, promotor y primer militante de la HOAC

Por Abraham

Finaliza la fase diocesana de la causa de canonización de Guillermo Rovirosa, promotor y primer militante de la HOAC        

 El jueves, 17 de marzo a las 12:30, en el salón de actos de la 4ª planta del edificio que acoge la sede de la HOAC (c/Alfonso XI, 4, Madrid), finaliza la fase diocesana del proceso de la causa de canonización de Guillermo Rovirosa. Con el cierre del proceso diocesano, finaliza la fase probatoria. El expediente de la causa se remite a Roma para su estudio y conclusión.

 En este acto público participarán, entre otros, el arzobispo de Madrid, Monseñor Carlos Osoro; el vicepostulador de la causa, Alfonso Gil y el Delegado diocesano para las Causas de los Santos, Ricardo Quintana. Asistirán también la Comisión Permanente de la HOAC y varios de los anteriores presidentes y consiliarios generales, que lo han sido durante la instrucción del largo proceso diocesano.

Cronología desarrollada en la causa

  1. Octubre. La Comisión General de la HOAC acuerda solicitar el inicio del proceso de canonización de Guillermo Rovirosa.
  1. Julio. El Pleno General de Representantes de la HOAC ratifica el acuerdo de la Comisión General.
  1. Julio. Acto de apertura del proceso de canonización. Durante el proceso, se toma declaración a los testigos; se crea una comisión histórica cuya función es recabar la información que permita estudiar la vida de Guillermo Rovirosa en los aspectos familiar, académico, profesional, cristiano, obrero, eclesial, político… y documentar que vivió una vida verdaderamente cristiana y en grado de santidad.
  1. Marzo. Acto de finalización del proceso diocesano.

Guillermo Rovirosa Albet

Nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 4 de agosto de 1897. Ingeniero Industrial de formación, durante un viaje a París escucha casualmente al Arzobispo Verdier, quien le hace caer en la cuenta de que no conoce a Jesucristo. Inicia entonces una aproximación a la persona de Jesús y a su mensaje que culmina, un año después, con su conversión a la fe cristiana y su “segundo bautismo” en El Escorial, en la Navidad de 1933.

En 1939 es condenado a seis años de prisión por haber presidido el comité de empresa de su centro de trabajo en el Madrid de la guerra civil. En 1940 se incorpora a la Acción Católica (AC) y comienza a actuar apostólicamente con trabajadores. En 1946 los obispos españoles, a instancias de Pío XII, ante la situación de lejanía de la Iglesia de la clase obrera, deciden la creación de una especialización obrera dentro de la AC y se encarga a Guillermo Rovirosa promocionar tal misión. Renuncia a todo y se dedica por entero a hacer realidad la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Pone en marcha el ¡TÚ!, semanario obrero de amplia difusión, y el Boletín de la HOAC (hoy es la revista Noticias Obreras) para la formación de militantes. En 1957 es apartado de la dirección de la HOAC por la jerarquía de la Iglesia. A partir de entonces, Rovirosa pasa largas temporadas en Montserrat, profundiza en su reflexión teológica, aplicando siempre el Evangelio a la vida de la persona y de la sociedad. Es autor de un voluminoso conjunto de obras que manifiestan la grandeza de su fe y su pasión por un mundo que llegue a vivir en comunión y en fidelidad al Evangelio. Muere en Madrid el 27 de febrero de 1964.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.