Revista Ecclesia » Fiesta de san Pedro Regalado: El arzobispo de Valladolid presenta la pandemia como una «lección de futuro»
Misa en honor a San Pedro Regalado en Valladolid
Foto de Carlos Espeso - El Norte de Castilla
Iglesia en España Última hora

Fiesta de san Pedro Regalado: El arzobispo de Valladolid presenta la pandemia como una «lección de futuro»

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, se ha referido este jueves al dolor, sufrimiento, muerte y precariedad que ha dejado el coronavirus en muchas vidas después de catorce meses de pandemia, y ha propuesto un análisis de la misma como “lección de futuro” para la sociedad. «Miramos hacia el pasado no para ajustar cuentas sino para purificar nuestra memoria, reconciliarnos con estos meses sombríos y para unirnos de cara al futuro», ha planteado durante la Eucaristía celebrada en la catedral con motivo de la festividad de San Pedro Regalado, patrón de la capital y de la diócesis de Valladolid. El cardenal Blázquez ha apelado al trabajo conjunto y a la inteligencia “para gestar proyectos solidarios” con que atajar el gran estrago producido por la pandemia: “la historia grande y pequeña poco a poco podremos conocerla y narrarla como lección para el futuro”, ha sintetizado.

“La concordia nos fortalece, la división nos debilita”, ha insistido antes de invitar a huir de “polémicas estériles” para acometer el porvenir “con responsabilidad, con esfuerzo y confianza”, ha manifestado durante una homilía que han escuchado, entre otras autoridades, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Tras agradecer los cuidados y la entrega profesional “de muchos hombres y mujeres, especialmente del mundo de la salud”, el arzobispo se ha fijado en quienes han perdido empleos, reducido su actividad económica e incluso quedado “a la intemperie” debido a la limitación de la movilidad, de las actividades económicas y de la participación presencial impuesta por la pandemia.

Renuncia y generosidad

En medio de esta coyuntura, ha agregado, “necesitamos compartir solidariamente renunciando a muchas cosas y siendo generosos con los que han sufrido duramente las incidencias del Covid-19”.

El arzobispo de Valladolid ha lanzado esta advertencia consciente de que “con sus más y sus menos tenemos que vérnoslas con este virus que, al parecer, tardará en dejarnos”.

Al sentimiento de liberación y la satisfacción de haber superado un tiempo “particularmente arriesgado” tras la finalización del estado de alarma, el prelado ha avisado de la “inseguridad e incertidumbre” que aún aguardan.

Patrón de Valladolid

La biografía de San Pedro Regalado (hacia 1390-1456), que ha resumido a grandes rasgos durante la homilía, ha salpicado todas estas recomendaciones, avisos y propuestas lanzadas desde la catedral, no lejos de la calle de la Platería, donde nació el célebre franciscano, bautizado en la cercana iglesia del Salvador.

Desde 1951 es también el patrón de los toreros en atención al milagro que obró en el convento del Abrojo, en las cercanías de Valladolid, donde sometió a un astado desmandado mientras rezaba con un compañero. Hace años al inicio de cada temporada era tradición la visita de los profesionales de la tauromaquia a su tumba, en el convento de La Aguilera, cerca de Aranda de Duero (Burgos), para encomendarse a su protección.

San Pedro Regalado protagonizó otros episodios de bilocación (permanecer en dos lugares casi de forma simultánea), de esencia devocional, por lo que también ha sido declarado de forma informal patrono de los internautas.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa