Internacional

Fiesta de Mn. Sol, Fundador del Colegio Español de Roma

manuel-domingo-y-sol

Día 29 de enero de 2014 y que constará de los siguientes eventos:

PROGRAMA

18:30 Acto literario-musical a cargo de la «Capilla Musical de la Iglesia Nacional Española» de Roma

19:15 Descanso

19:30 Eucaristía presidida por S.E.R. el Cardenal D. Santos Abril

MOSEN SOL

 

Fundador del Colegio Español de San José en Roma

 

El Pontificio Colegio Español de San José en Roma responde, sin lugar a dudas, a la «visión providente» de Mosén Sol. Supo gestar un Proyecto eclesial inigualable, con un gran efecto multiplicador, en el que se han ido fraguando a lo largo de su historia un manojo nada despreciable de santos, mártires, pastores, profesores y maestros ilustres.

 

Es un cenáculo, una verdadera familia, un ámbito singular de ser y de entenderse como persona y como presbítero diocesano, un modo de «repensar» e impulsar la tarea evangelizadora confiada… Sigue siendo una excelente cantera, con «denominación de origen», donde se labra y cincela el corazón de tantos y tan buenos sacerdotes, que llevarán impresa en su alma la marca de la casa. Un logo con tres letras: la E de Eucaristía, la V de Vocación, la F de Fraternidad. Tres en una. Tres letras emblemáticas, mágicas, circulares cuya interrelación es perfecta. Cualquiera de ellas te adentra y te sumerge en las otras dos restantes y configura la vida y el ministerio de todo sacerdote.

 

Sus 122 años de historia están jalonados por personas con nombre propio:

 

  • 3593 colegiales, a día hoy; 105 de ellos murieron mártires en la persecución religiosa  entre 1936-1939; 15 ya han sido beatificados, entre ellos, dos de sus rectores: Don Pedro Ruiz de los Paños y Don Joaquín Jovaní; el Obispo de Almería, Don Diego Ventaja Milán; el Deán y Vicario General de Jaén, Don Félix Pérez Portela; etc.
  • 127 Obispos:
    • Los primeros obispos: Don Leopoldo Eijo Garay; Don Enrique Pla y Deniel; Don Manuel Arce Ochotorena; Don Benjamín Arriba y Castro; Don José María Bueno Monreal; Don Fernando Quiroga Palacios; Don Laureano Castán Lacoma; Narciso Jubany Arnau; Don Jaime Flores Martín; Don Maximilino Romero de Lema; Don Santiago Martínez Acebes; etc.
    • Los últimos, Don Ángel Fernández Collado,  Obispo auxiliar de Toledo; Don Víctor Fernández, Rector de la Universidad Católica de Buenos Aires; Don Juan Antonio Aznárez Cobo, Obispo auxiliar de Pamplona y Tudela; Don José Leonardo Lemos Montanet, Obispo de Orense; Don Julián Ruiz Martorell, Obispo de Huesca y Jaca; etc.
  • Eclesiásticos ilustres: el biblista Don José María Bover Oliver; el filósofo gallego Ángel Amor Rubial; El Deán de Oviedo Don Maximiliano Arboleya Martínez, modernizador de los métodos pastorales (fundador de los sindicatos obreros independientes); el canónigo valenciano Don Manuel Pérez, fundador del sindicato de la aguja, que está en proceso de beatificación; el sacerdote operario Don Luis Sala Balust,  Rector de la universidad de Salamanca; el sacerdote periodista Don José Luis Martín Descalzo; el sacerdote operario Don José María Javierre, periodista y biógrafo de santos; etc.

 

Actualmente, conforman la comunidad del Colegio, de forma estable 69 sacerdotes y 7 u 8 de forma temporal (pasan períodos más o menos largos de tiempo ultimando sus trabajo de tesis). Proceden de 34 diócesis españolas y 5 no españolas. Los estudiantes cursan diversos ciclos: ciclo institucional (1), licenciatura (42) y doctorado (26)… en diversas especialidades (Teología Bíblica, Sagrada Escritura, Teología Dogmática, Derecho Canónico, etc.) y lo cursan en las diferentes Universidades (Universidad Gregoriana, Laterana, Salesiana, Santa Cruz, etc.) o Centros de Estudios especializados (Pontificio Instituto Bíblico, Pontificio Ateneo San Anselmo, Pontificio Istituto Juan Pablo II sobre matrimonio y familia) de la capital italiana.

 

La singularidad y originalidad con que imprimió mosén Sol a su ministerio sacerdotal ?carac­terizado como muy bien sabéis por su estilo de vida fami­liar; por su  modo de vivir y trabajar en equipo; por su forma de ser sencilla, acogedora, pobre, sin ambición de ho­nores, cargos, privilegios; por su libertad apostólica, sin ataduras familiares ni eco­nómicas; por su obe­diencia cordial; por su disponibilidad universal; por su mi­sión apostólica al servicio de las vocaciones en el ámbito diocesano, supradiocesano, nacional o internacio­nal?  se ha ido cristalizando  en esta «cantera» integrada por «piedras vivas».

 

¡ Quien sabe si este modo genuino de ser y ejercer el ministerio ?ante el desencanto cada vez más creciente de algunos pastores y la fragmentación de tantos presbiterios? no llegue a cristalizarse y pueda servir como mediación privilegiada para vivir la identidad específica del clero diocesano sin necesidad de buscar fuera lo que en su mismo presbiterio se halla contenido!

 

Así lo expresó el Papa Benedicto XVI el pasado 10 de mayo de 2012, con ocasión de la celebración de los cincuenta años de la inauguración de su sede actual: «Por vuestro colegio han pasado miles de seminaristas y sacerdotes que han servido a la Iglesia en España con amor entrañable y fidelidad a su misión. Al ser enviados a Roma para profundizar en vuestros estudios sacerdotales debéis pensar sobre todo, no tanto en vuestro bien particular, cuanto en el servicio del pueblo santo de Dios, que necesita pastores que se entreguen al hermoso servicio de la santificación de los fieles con alta preparación y competencia»

 

Roma, 29 de enero de 2014

Ángel Pérez Pueyo

Rector

Pontificio Colegio Español de San José

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.