Iglesia en España

Fiesta de la patrona de la diócesis de Segorbe-Castellón

En concordancia con los objetivos establecidos por el Papa Benedicto XVI, mons. López Llorente describía el Año de la Fe como una ocasión para convertirnos a Jesucristo, centrar la atención y saborear el Credo, formarse para poder dar respuesta a los hombres de hoy y, sobretodo, “recuperar la belleza y la alegría de creer”. “Esta frase nos puede acompañar este año”, aseguraba el Obispo, porque vivida así la fe, incluso en medio de las dificultades, “ayuda a caminar y hace que merezca la pena seguir siendo cristianos”.

“El camino para avivar y fortalecer la fe –explicaba el Prelado- es vivir en oración, en presencia del Señor”. Esto implica que la fe no solo es formación, sino también vida: “Qué bonito que como María al responder a Isabel con el Magníficat, nosotros también hablásemos con las Palabras de Dios, pensásemos y sintiésemos como Dios, porque así podríamos actuar como Él y anunciar a Jesucristo a todos”, concluía enlazando con el objetivo del último año del Plan Diocesano de Pastoral, que se concluye este curso.

 

Referencias particulares

Mons. López Llorente comenzó la homilía dirigiéndose personalmente a varios de los grupos e instituciones diocesanas presentes en la celebración. Celebró la llegada de tres nuevos seminaristas mayores, y manifestó su confianza que para el próximo curso se reabra el seminario menor. Felicitó la importante asistencia de fieles de la Alfondeguilla, y aseguró a los vecinos de Gátova, cuya parroquia pasará próximamente a la Archidiócesis de Valencia, que con este cambio ha querido asegurar su buena atención pastoral.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.