fuensanta
Iglesia en España

Fieles acompañan a la Virgen de la Fuensanta, patrona de Murcia

Miles de fieles acompañan a la patrona de Murcia a la Parroquia del Polígono de la Paz

El conocido barrio de Murcia del Polígono de la Paz vivió ayer domingo una jornada festiva al verse honrado con la visita de la patrona de la ciudad de Murcia y de su huerta, la Santísima Virgen de la Fuensanta. El motivo de dicha visita fue la clausura de la Misión Popular que se ha llevado a cabo en dicho barrio en las últimas semanas. El anuncio del Evangelio por parte de varios seglares, coordinados desde la Vicaria para la Evangelización, ha sido el núcleo de esta Misión, que cerraba el Obispo de Cartagena con la presencia de la que él mismo denominó “la primera misionera”.

Respondiendo a invitación de Mons. Lorca Planes de acompañar a la Santísima Virgen hasta este barrio, desde primeras horas de la mañana, cientos de fieles se congregaron en la Catedral de Murcia, para a partir a las 9:00 horas en procesión junto a la Fuensanta hasta esta el Polígono de la Paz, uno de los barrios de Murcia con más dificultades sociales. En su itinerario se vivieron momentos de gran emoción, sobre todo en las paradas más significativas que hizo. La primera de ellas tuvo lugar frente al templo de San Juan de Dios, donde le esperaba a la puerta de la Iglesia la imagen de la Virgen de Gracia.

Tras un saludo y oración, continuó su camino para llegar a la tradicional parroquia de San Juan Bautista, donde le esperaba una de las imágenes más queridas por los murcianos, el Cristo del Rescate. En ese tramo, el trono que portaba a la imagen de la Fuensanta fue llevado a hombros por los miembros de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, que tienen su sede junto a aquella parroquia, y cuya imagen también fue sacada a la calle para saludar a la Madre de todos los murcianos.

Uno de los momentos de gran emotividad fue cuando la Virgen de la Fuensanta llegó a la conocida calle de la Gloria, donde se encuentra el Seminario Mayor de San Fulgencio y Menor de San José. Allí, ya desde el comienzo de la calle, la patrona fue acogida por los once diáconos y más seminaristas, que la trasladaron hasta el Seminario, en la primera visita que la patrona hace a la casa donde se forman los futuros sacerdotes de la Diócesis. En la puerta le esperaba la imagen de Santa María, Reina de los Corazones, conocida como La Señora, patrona del Seminario. El Rector de dicha institución recibía a la Virgen de la Fuensanta con unas palabras emocionadas y cariñosas, encomendándole a Ella la vocación de cada uno de los seminaristas, así como a los sacerdotes de la Diócesis. Acabó este momento, tras cantar su himno, depositando a sus pies un ramo de 65 rosas, una por cada uno de los seminaristas mayores y menores que residen en esa casa de formación.

A escasos metros del Seminario, la patrona de Murcia se adentró en el barrio del Polígono de la Paz, donde la recibieron el párroco y gran cantidad de fieles de la parroquia del barrio, que la acompañaron hasta el atrio de la parroquia. Allí se inició el rezo del Rosario hasta llegar al Jardín de las Palmeras, donde tuvo lugar la última de las catequesis de la Misión, sobre la vida eterna, y la celebración de la Eucaristía, presidida por Mons. Lorca Planes.

El Sr. Obispo aprovechó sus palabras para alentar al Pueblo de Dios, invitándoles a mirar a María, “que nos trae la Esperanza”, conscientes de que “su visita dará mucho fruto para esta parroquia, que ha escuchado este anuncio del amor de Dios por medio de la misión que hoy clausuramos”.

Concluida la celebración eucarística, a la que asistieron más de dos mil personas, la parroquia de la Paz honró a la patrona de Murcia, regalándole un sencillo broche en recuerdo de su visita, y ofreciéndole su amor por medio de unos tradicionales bailes murcianos interpretados por las dos peñas huertanas que existen en el barrio, así como por un grupo de ecuatorianos que residen en él.

La Virgen de la Fuensanta volvía ya hacia mediodía hasta la Catedral, no sin antes hacer parada en la parroquia de Santa Eulalia, donde fue recibida por su párroco y numerosos fieles.

Concluidos todos los actos, el Sr. Obispo quiso manifestar su agradecimiento a todos los que con “gran cariño a la Patrona de Murcia, acogieron e hicieron posible esta salida extraordinaria al Polígono de la Paz: Cabildo Catedral, Camarera y Coro de Damas, Estantes de la Virgen, Caballeros de la Fuensanta, Ayuntamiento de Murcia. Mi gratitud a todos ellos, pero especialmente a este barrio, que ha acogido con tanto cariño a la Madre de Dios”.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.