Coronavirus Iglesia en España

Fernando Giménez Barriocanal advierte que viviremos «momentos difíciles» de los que saldremos «entre todos»

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, ha concedido una entrevista a Religión Digital en la que ha abordado la «difícil situación» por la que pasan las más de 23.000 parroquias españolas, que han estado cerradas durante semanas y ahora, lentamente, vuelven a reabrir en la fase 1. «Están perdiendo veinte millones de euros al mes», ha asegurado Barriocanal, que ha advertido que «vamos a vivir momentos muy complicados en nuestra sociedad, y eso la gente lo tiene que saber, porque la crisis económica va a ser brutal». El presidente del grupo COPE y TRECE ha explicado que se han organizado «un montón de actividades, como se puede ver en la web www.iglesiasolidaria.es. Hay cientos de misas que se transmiten por distintas plataformas. Ha habido un gran gran trabajo y una gran respuesta, y lo que pasa es que todos estamos viviendo esta situación difícil».
Un tercio del dinero que manejan las diócesis españolas provienen de las aportaciones de los fieles, por eso «calculamos en unos 1000 millones el consolidado de todas las diócesis españolas; un tercio son las aportaciones de los fieles De éstas, el 85% son aportaciones puntuales, en las parroquias, que requieren presencialidad. Cuando llevas prácticamente dos meses sin abrir las puertas, se te genera un problema muy grande, porque ese dinero lo estás utilizando para mantener los templos, pero también para poder ayudar a los demás. No puedes detener toda tu actividad pastoral y asistencial, y además no cuentas con otras fuentes de financiación, como los museos».
A lo largo de la entrevista, Giménez Barriocanal anuncia que desde la Iglesia se ha organizado un «plan de emergencia» que va desde «unos anticipos, ayudas que con cargo a ese famoso fondo de reserva de la CEE. También se está ayudando a esas diócesis que más lo necesitan». Por otro lado, también alerta de la declaración de la Renta, «cada contribuyente que marca la X de la Iglesia está aportando una media de 3 euros al mes. Con eso conseguimos hacer muchas cosas. Y encima te comprometes: yo siempre digo que cuando la fe no afecta al bolsillo, es una fe a medias».

Print Friendly, PDF & Email