Revista Ecclesia » Felipe Carrillo Altamirano, sacerdote de México, también asesinado
Sin categoría

Felipe Carrillo Altamirano, sacerdote de México, también asesinado

México: Felipe Carrillo Altamirano, otro sacerdote asesinado por la criminalidad

El padre Felipe Carrillo Altamirano ha sido asesinado el domingo 26 de marzo en la localidad de El Nayar, Prelatura de Jesús María del Nayar, estado del Nayarit, aparentemente víctima de una agresión para robarle. La Conferencia Episcopal Mexicana ha dado la noticia a través de una declaración, recibida en la Agencia Fides, en la que se subraya que otra vez más un sacerdote católico ha sido víctima de la criminalidad. Al mismo tiempo expresa el pésame a la familia del sacerdote y al obispo de la Prelatura territorial del Nayar, monseñor José de Jesús González Hernández, O.F.M.

El padre Felipe es el segundo sacerdote asesinado desde el comienzo del año: el primer fue el padre Joaquin Hernandez Sifuentes, en la diócesis de Saltillo, en enero.

El comunicado de los obispos comenta así la triste noticia: “Cristo Resucitado, nos confiere la fuerza para luchar por la construcción de un mundo reconciliado y en paz, justo y fraterno. La muerte no es el final del mensaje de amor que nos trajo nuestro Salvador, sino la vida en plenitud. Con su sacerdocio, el Padre Felipe encarnó estas certezas que nos da la fe”.

La Prelatura territorial El Nayar se encuentra ubicada en le estado mexicano de Nayarit, y es uno de los 20 municipios de este estado. Según los datos proporcionados por la Prelatura trabajan 11 sacerdotes (2 indígenas) diocesanos, 14 sacerdotes religiosos y 10 religiosos no sacerdotes franciscanos y 30 religiosas.

El siguiente el texto completo de la nota difundida por los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

«Las almas de los justos están en las manos de Dios y no los alcanzará ningún tormento» (Sab. 3,1).

La Conferencia del Episcopado Mexicano expresa sus condolencias y se une en oración al Señor Obispo, Mons. José de Jesús González Hernández, O.F.M., al clero, a la vida consagrada y a los fieles laicos de la Prelatura del Nayar, a los padres y familiares del Pbro. Felipe Altamirano Carillo, sacerdote indígena, quien fue privado de la vida el día de hoy por la mañana.

En estos momentos en que nuevamente un sacerdote católico es alcanzado por el crimen, dirigimos nuestra mirada a Cristo Resucitado, quien nos confiere la fuerza para luchar por la construcción de un mundo reconciliado y en paz, justo y fraterno. La muerte no es el final del mensaje de amor que nos trajo nuestro Salvador, sino la vida en plenitud. Con su sacerdocio, el Padre Felipe encarnó estas certezas que nos da la fe.

Pedimos a Dios por su eterno descanso y también para que el Señor conceda a sus familiares y amigos la fortaleza, la esperanza y el consuelo de la fe.

+ Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Presidente de la Conferenciadel Episcopado Mexicano

+ Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey
Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Fuente: Agencia Fides, CEM



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas