Portada » Firmas » Familia y verdad, por el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede
Firmas

Familia y verdad, por el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede

El discurso de fin de año para los augurios navideños de la Curia romana es siempre uno de aquellos más personales y atentamente estudiados por el Santo Padre. Una reflexión sobre el año transcurrido, pero también una profundización de temas que el Papa considera más urgentes y de mayor atención.

Son cosas sobre las que siente el deber de manifestar su pensamiento, yendo a las bases, con la honestidad y el coraje que le son característicos: es su deber hacia la Iglesia y la humanidad, también si esto puede suscitar resistencias o reacciones negativas. Los temas elegidos este año son dos: la familia y la dualidad del hombre y de la mujer; y el dialogo y el anuncio de la fe.

En lo que concierne a la familia, el Papa no entra en las discusiones sobre la legislación y sobre los matrimonios homosexuales, y ni siquiera retoma sus inolvidables palabras de cercanía a las parejas en dificultad pronunciadas en la vigilia del encuentro de las familias en Milán, sino reafirma que hoy está aquí en juego la misma cuestión sobre “quien es el hombre”. La dualidad del hombre y de la mujer es esencial para el ser humano. De ella nacen las relaciones fundamentales entre padre, madre e hijos. La dualidad está inscrita en la naturaleza de la persona, en el diseño de Dios creador. Negarlo es contrario a la verdad, y afirmar que es la misma persona humana a determinar su identidad es un paso destructivo, que abre el camino a la manipulación arbitraria de la naturaleza, con gravísimas consecuencias para la dignidad del hombre; comenzando por la dignidad de los hijos, considerados como objetos de un derecho y no más como sujetos de derecho. En la “lucha por la familia”, en suma, se juega la misma persona humana.

El Papa hace amplia referencia a lo que ha escrito el Gran Rabí de Francia, demostrando que la posición de la Iglesia no es estrictamente confesional, sino aquella de la razón, compartida en la gran tradición judeo-cristiana.

También el segundo tema profundizado por el Papa hará discutir. Es muy actual y no está desligado del primero: el cristiano entra en la relación de dialogo como portador de la gran experiencia de la humanidad interpretada a la luz de la fe, sintiéndose responsable de los valores más preciosos y duraderos más allá de las soluciones meramente pragmáticas. Y entra en dialogo con la confianza que la búsqueda de la verdad no pondrá jamás en entredicho su identidad cristiana. Porque la verdad no es poseída orgullosamente por nosotros, sino que nos llama y nos guía, como Cristo que nos acompaña de la mano.

También este es un augurio de Navidad. Profundo, laborioso, actual.

(Traducción de Raúl Cabrera – RV).


GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Familia y verdad, por el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email