Santa Sede Última hora

Fallece Georg Ratzinger, hermano de Benedicto XVI

Georg Ratzinger, hermano del Papa emérito, Benedicto XVI, murió hoy en Regensburg a la edad de 96 años. Precisamente el pasado 18 de junio nos encontrábamos con la noticia de un sorprendente viaje relámpago de Benedicto XVI a su tierra natal, Alemania para visitar a su hermano. Era la primera vez en 8 años que salía de Italia. El Papa emérito, de 93 años, quiso acudir a los pies de la cama de su hermano Georg, de 96 años y gravemente enfermo. Ha sido la despedida de los dos hermanos Ratzinger. Antes de que abandonara el jueves el monasterio Mater Ecclesiae, Francisco visitó a Benedicto. El Papa dispuso en pocas horas de todo lo necesario para que Benedicto XVI pudiera viajar con total comodidad y seguridad. El Pontífice Emérito tomó un avión de la fuerza aérea italiana sobre las 10 y media de la mañana del jueves y, unas dos horas y media después, recaló en Munich. Viajó acompañado por su secretario personal, —monseñor Gänswein—, un médico, un enfermero, una de las religiosas que habitualmente lo atienden, y el vicecomandante de la Gendarmería Vaticana. A pie de pista Benedicto XVI fue acogido por personal de Malteser International, el brazo médico de la Orden de Malta. La diócesis de Ratisbona ofreció al Pontífice emérito hospedarse en un lujoso hotel de propiedad diocesana, pero el Papa prefirió el seminario, morada que ya conoce de otras ocasiones. Lo primero que hizo al pisar Alemania fue visitar a su hermano y después se retiró a descansar. Al día siguiente, y pese al delicado estado de salud de Georg, concelebraron misa juntos por la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Se ha podido ver especialmente contento a Benedicto XVI en su tierra natal donde aprovechó también para visitar la casa familiar y el cementerio local para rezar delante de la tumba donde reposan los restos de su padre y de su hermana María. El Papa emérito, muy delicado, se desplazó en un vehículo adaptado para la silla de ruedas que necesita desde hace un tiempo. El lunes 22, por la mañana temprano, Benedicto XVI se despidió de su hermano y de su Baviera natal. Sobre las 11 de la mañana tomó un avión desde Munich con destino a la Ciudad Eterna, donde aterrizó sobre la una de la tarde.

Print Friendly, PDF & Email