Revista Ecclesia » Fallece el sacerdote Rubén Pérez Ayala tras la explosión en Madrid
Iglesia en España Última hora

Fallece el sacerdote Rubén Pérez Ayala tras la explosión en Madrid

Madrid vive uno de los momentos más duros y encadenados de estos años. Ayer miércoles, 20 de enero, a las 15:00 horas se produjo una fuerte explosión por una posible fuga de gas en un edificio perteneciente a la parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, en la calle Toledo, 98.

El edificio anejo al templo, en el que se ubican dos pisos de los sacerdotes, varios locales parroquiales y de Cáritas, quedó destrozado. Los sacerdotes Gabriel Benedicto, Alejandro Aravena, Moisés León y Matías Ernesto Quintana se encuentran bien, mientras que un quinto, Rubén Pérez Ayala, fue trasladado a hospital herido de gravedad. Tras dos operaciones, falleció a las 1:42 horas de hoy por las heridas y las hemorragias internas producidas por la explosión.

Según indica el arzobispado de Madrid, Rubén Pérez Ayala, de 36 años, fue ordenado sacerdote por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, el pasado mes de junio tras formarse en el seminario Redemptoris Mater. «He tenido la experiencia a lo largo de este tiempo de seminario de que la felicidad no está en vivirlo todo para uno mismo, sino en donarse a los demás», aseguraba en una entrevista sobre su vocación en la web del Arzobispado el año anterior el joven, cuyo hermano Pablo es también sacerdote diocesano.

Con la muerte de este joven sacerdote del Camino Neocatecumenal, los fallecidos son cuatro. Entre ellas se encuentra David Santos Muñoz, electricista de 35 años, padre de cuatro niños, y feligrés de la parroquia. En el momento de la explosión Rubén Pérez y David Santos se encontraban revisando un desperfecto en la caldera del edificio. Además, una mujer de 85 años que paseaba por la zona y una cuarta persona, un varón, también perdieron la vida

El propio cardenal arzobispo se desplazó al lugar de los hechos y pidió en su cuenta de Twitter rezar por la comunidad cristiana y por las víctimas.

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, se ha desplazado al lugar de los hechos y ha pedido en su cuenta de Twitter por la comunidad cristiana y por las víctimas. Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Juan José Omella, ha publicado un tuit indicando que se encuentra «consternado» por la explosión y asegura que «acompaña en el dolor a la comunidad cristiana y a todas las personas afectadas». Las reacciones de los obispos españoles no se han hecho esperar. El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, se unió al dolor de las víctimas y aseguró que la diócesis ora por ellas.

La fuerte explosión ha afectado al Colegio La Salle La Paloma Fundación Lara y desde la dirección han confirmado que «tanto el personal del colegio como todos nuestros alumnos se encuentran bien, a pesar del susto por lo que ha ocurrido. En el momento de la explosión los alumnos se encontraban en el interior de las instalaciones, en su mayoría en el comedor o en sus aulas. Todos están bien». «La Salle lamenta el fallecimiento de varias personas en el accidente, así como los heridos de diversa consideración», aseguran en un comunicado.

Por otra parte, los internos del centro de ancianos Los Nogales, dependiente de la parroquia de La Paloma encontraron refugio en el hall de un hotel que se seitúa a pocos metros del lugar. La residencia se ha visto muy afectada por la explosión porque es el edificio contiguo, por eso los bomberos los han desalojado ante el riesgo de derrumbe.

Pésame del Centro Cultural Islámico

Esta mañana el Centro Cultural Islámico de Madrid ha expresado «sus más sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos». «Pedimos a Dios, Todopoderoso, que se apiade de las víctimas y que conceda paciencia a sus familias y que los heridos se recuperen muy pronto», aseguran en un comunicado.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa