Diócesis Iglesia en España

Fallece el sacerdote de Albacete, César Tomás Tomás, párroco de San José

Fallece el sacerdote de Albacete, César Tomás Tomás, párroco de San José

CÉSAR TOMÁS TOMÁS, nace en Ontur (Albacete) en 1946. Es ordenado sacerdote en 1973. Ha desarrollado su ministerio pastoral como Rector del Seminario Menor de Albacete, Capellán de las Hermanas Carmelitas Descalzas, Representante del Titular en el Colegio Diocesano, Párroco de la Felipa y desde septiembre de 1999 es el Párroco de San José de Albacete. También ha sido delegado diocesano de Misiones y de Medios de Comunicación Social.

César Tomás Tomás a la edad de 72 años nos ha dicho hasta luego. Se ha apagado poco a poco como el que quiere despedirse de todos con una mirada o un apretón de manos. Este sacerdote con carisma y natural de Ontur nos espera desde cielo y ya intercede por la Iglesia de Albacete.

César Tomás es uno de los sacerdotes más conocidos en nuestra diócesis por su trayectoria ministerial. Conocido en toda la provincia por las décadas que ha estado en el Seminario Diocesano acompañando a jóvenes primero como formador y luego como Rector del Seminario Menor. Con gran cercanía al mundo juvenil también ha sido profesor de diversos institutos de la capital.

Ha sido durante años Delegado Diocesano de Misiones, un mundo que él amaba y que tenían siempre presente. Su objetivo siempre fue visibilizar y acercar la vida de los misioneros albaceteños repartidos en los cinco continentes. Su contacto con ellos siempre fue su seña de identidad. Fue uno de los creadores y promotores de los Encuentros diocesanos del Movimiento Infantil Misionero M.I.M., impulsando los primeros encuentros masivos y dando difusión a la Infancia Misionera y la Revista Gesto. Creador de la revista Misioneros de Albacete.

Como representante del Titular en el Colegio Diocesano hizo una gran reforma de sus instalaciones, acercó el sentir del colegio a la diócesis y relanzó esta obra educativa con valores cristianos y evangélicos.

Su gran pasión también fueron los medios de comunicación. Ámbito que impulsó dentro del Seminario y que dirigió en la diócesis durante 18 años como Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social. Creador de la revista Iglesia en Albacete y Hoja Dominical. Referente de la comunicación religiosa en Albacete retransmitiendo en directo ceremonias tanto en televisión como en radio. Ha sido columnista de La Tribuna de Albacete. Ejerció durante años una gran amistad con todos los periodistas y comunicadores de la provincia. Respecto a la radio dirigió en COPE el programa dominical Iglesia en Albacete que sigue a día de hoy en antena. Ha sido maestro de comunicadores.

Puso en marcha, la publicación de Iglesia en Albacete (así se llamaba al principio) en octubre de 1994. Era mensual y tenía 24 páginas con secciones fijas, noticias, opiniones, el comentario al Evangelio de los cuatro domingos del mes, etc. Después de varios años de la publicación de Iglesia en Albacete se vio más conveniente cambiar el formato de la revista y reducirla a lo que es ahora: Hoja Dominical sencilla de doble folio y con periodicidad semanal.

Consiguió estructurar y modernizar la Delegación para hacer de ella una plataforma en la que todas las realidades eclesiales pudieran tener su voz. Mirando al programa de la radio se escucha la bella sintonía en la que se oye el grito de los niños para anunciar: “¡Iglesia en Albacete!” En este programa de radio siempre que ha podido ha abierto los micrófonos a los jóvenes del instituto, a los niños de la parroquia, a gente rescatada del mundo de la droga o del alcohol, localizar y grabar por teléfono a una misionera de la que nadie tenía noticias después de las inundaciones en Mozambique.

También hay que notar la magnífica relación que ha tenido con todos los medios de la ciudad gracias a la cual se han ido difundiendo por prensa, radio y televisión todas las noticias diocesanas. Alcanza un acuerdo con el periódico local de mayor tirada mediante el cual la Delegación dispone (de manera gratuita) de dos páginas los domingos para la publicación de noticias, artículos…

Publica cada domingo en los periódicos locales un comentario al Evangelio dominical. Son comentarios realizados de manera original, partiendo de hechos y acontecimientos de nuestro día a día, todo muy ejemplificado, escrito a la manera de hablar de su tierra y tomando el pulso a la actualidad como delegado diocesano de Medios de Comunicación Social. Todo ello, en la fidelidad de anunciar a Cristo y de llevar la Palabra de Dios a todas las personas: la Palabra que crea y recrea nuestra vida, siempre luz en el sendero. Todos estos comentarios se encuentran recopilados en un libro titulado: “El EVANGELIO de JESÚS que da sentido a mi vida”.

Para completar la acción comunicativa y adaptarse a los nuevos tiempos creó la página web del Obispado.

Durante sus años de Rector del Seminario ha enviado a muchos seminaristas a cursos de formación en los Medios de Comunicación y ha sido maestro de periodistas y locutores.

En septiembre de 2012, pidió al Obispo el relevo al frente de la Delegación. Al conocerse el hecho, varios columnistas de Albacete reconocieron su labor en sus artículos.

En sus más de 18 años al frente de la Delegación, ha trabajado incansablemente con amor, dedicación y creatividad. Su trabajo ha estado lleno de sensatez y originalidad. Tiene el carisma de un gran comunicador y la originalidad de atraer la atención de los más alejados. Siempre fue consciente de que este era un medio privilegiado para la nueva evangelización. El maestro dejó el testigo a un grupo de discípulos que continúan la línea de trabajo que él trazó.

En la actualidad seguía colaborando en la Delegación con artículos de opinión en “El Espejo de Albacete” de COPE y realizando entrevistas a personas destacadas que pasan por Albacete.

Dentro de su tarea pastoral, ha sido Capellán de las Hermanas Carmelitas Descalzas, Párroco de la Felipa, donde dinamizó la comunidad parroquial de una forma familiar y animosa. Desde septiembre de 1999, es el Párroco de San José. Párroco con carácter cercano y dinamizador. Siempre buscando y creando nuevos caminos. Apóstol y discípulo en salida. Misionero de las calles, no encerrado en sacristías ni iglesias. Pastor con olor a oveja que ha sabido transmitir el evangelio de cada día al lenguaje cercano de la gente. Durante esta última etapa, ha consolidado en la parroquia el acompañamiento personal, las campañas solidarias, ha creado una bolsa de empleo para desempleados, grupos parroquias nuevos, ha puesto en marcha la catequesis familiar, y ha impulsado los grupos juveniles con actividades como campamentos, Camino Santiago, … Los fieles de la parroquia de San José, con todo su agradecimiento y afecto, en el día de su 66 cumpleaños el 11 de junio de 2012, publicaban su libro de comentarios al evangelio “El EVANGELIO de JESÚS que da sentido a mi vida”.

Nuestro Obispo, D. Ciriaco Benavente, decía de él en este libro “no voy a revelar a estas alturas las cualidades de César. Quizá uno de los mayores méritos sea el de acercarnos a la entraña del Evangelio, hacernos ver a través de estas jugosas páginas que, en este mundo, el más pequeño e insignificante es el más importante para Dios; que, a la postre, las cosas más menudas son las más transcendentes. Y todo eso dicho en un lenguaje llano, vivo y elegante, que conserva la frescura del lenguaje coloquial de la homilía, que ya saben que “homilía” significa conversación. En labios de César lo de siempre suena a nuevo, pues, parafraseando a su amiga Santa Teresa, nada hay comparable a transmitir aquello que gratis se nos dio. César, que sigas regalándonos la Palabra de Dios, pasada por el corazón, pegada a la vida de los hombres. Que se cumpla aquello que te dijeron el día de la ordenación “Dios, que comenzó en ti la obra buena. Él mismo la lleve a término”

Terminamos como a César Tomás mismo le hemos oído decir tantas veces, poniendo al “Señor por delante en todo quehacer, en todo pensar: Señor, Tú el Primero.”

 

MISA EXEQUIAL

César Tomás será velado en el Tanatorio Municipal de Albacete y mañana, jueves, a las 10 de la mañana en la parroquia de San José se celebrará la Misa Exequial.

Recuperamos la entrevista de diciembre de 2012, cuando César Tomás tuvo el relevo en la Delegación de Medios de Comunicación.

Entrevista con César Tomás, hasta ahora Delegado Diocesano en Albacete de Medios de Comunicación Social

César Tomás es el maestro que ha estado al frente de la comunicación eclesial en Albacete durante 18 años. Su trabajo ha estado lleno de sensatez y originalidad: nuevas publicaciones, creación de páginas web, relaciones con otros medios de comunicación, actualidad radiofónica… Tiene el carisma de un gran comunicador y la originalidad de atraer la atención de los más alejados. Ahora, el maestro deja el testigo a un grupo de discípulos. Hablamos con él.

  • – César, ¿cuándo comenzaste como Delegado Diocesano de MCS?

 Hace ahora 18 años que D. Victorio Oliver me nombró delegado diocesano de medios de comunicación. Además del programa de radio y la relación con los otros medios de Albacete, me animó, entre otras cosas, a poner en marcha una revista diocesana.

Empezamos la publicación de Iglesia en Albacete (así se llamaba al principio) en octubre de 1994. Era mensual y tenía 24 páginas con secciones fijas, noticias, opiniones, el comentario al Evangelio de los cuatro domingos del mes, etc. Después de varios años de la publicación de Iglesia en Albacete, se vio más conveniente cambiar el formato de la revista y reducirla a lo que es ahora: Hoja Dominical, sencilla, de doble folio y con periodicidad semanal como es ahora.

 Los mejores momentos de este servicio a la diócesis.

– Siempre me ha gustado mucho el campo de la comunicación, tanto la prensa escrita como la radio; por eso, me ha sido fácil disfrutar y echarle muchas horas a estas tareas. Me he considerado siempre un afortunado porque en esta tarea la creatividad se desarrolla continuamente.

Como ejemplo de lo que digo basta decir que hasta las fotos de la revista las revelábamos nosotros, a altas horas de la noche, en un cuarto oscuro que montamos en el segundo piso del Obispado (en aquellos tiempos no existían todavía las máquinas digitales).

En cuanto al programa de radio, me ha gustado siempre abrir los micrófonos a los jóvenes del instituto, a los niños de la parroquia, a gente rescatada del mundo de la droga o del alcohol, localizar y grabar por teléfono a una misionera, de la que nadie tenía noticias, después de las inundaciones en Mozambique.

 ¿La Iglesia comunica bien?

 Creo que no. En la iglesia comunicamos muy poco. Parece que tenemos pudor en contar lo que se hace en los distintos campos o sectores. No se trata de presumir ni alardear; pero sí de comunicar con sencillez y alegría lo que es testimonial. Comunicar con toda la fuerza de nuestro testimonio que Dios vive y merece echar toda la vida por Él.

Un periodista de Albacete me lo repetía en distintas ocasiones: “Nos llegan noticias a nuestros correos de muchos sectores: política, sociedad, mundo empresarial… y quieren que publiquemos todo lo que nos mandan, y sin embargo, vosotros (refiriéndose a la Iglesia) no mandáis nada cuando yo sé y he visto que cualquier parroquia o grupo cristiano genera muchísimas noticias e historias del mundo de la marginación, del voluntariado, de los misioneros, de la ayuda ejemplar a los pobres, a los enfermos solos, a los drogadictos, alcohólicos…”.

Otro detalle es que la palabra es importante, imprescindible; pero, algunas veces, en la iglesia usamos y abusamos de la palabra, no de la Palabra que se hace Carne y habita entre nosotros, sino de la palabra que se hace rollo o sermón inaguantable queriendo contar toda la biblia en una misa, repitiéndonos más que un disco rayado y posibilitando que se duerman hasta las cabras. Además de la palabra está el gesto, el signo, la imagen y el respeto a los fieles con mi oración y preparación sabiendo a quién me dirijo.

 ¿Cuáles son los retos de la comunicación en la Iglesia desde tu punto de vista?

– Entre tantas malas noticias que nos inundan, el reto principal es comunicar la Buena Noticia que es Jesucristo. Para ello, no nos podemos quedar encerrados en el templo felicitándonos mutuamente. En la Iglesia tomamos impulso para salir al encuentro de los alejados, de los que no están; porque sabemos y tenemos la experiencia de que Dios llena de sentido la vida si le permitimos entrar. El motivo de nuestro “ser iglesia” son los que no están, los que faltan a la mesa. La sorpresa es que muchos de los que nos parecen ‘alejados’ nos pueden llevar alguna ventaja. Por eso, tenemos que salir y usar todos los lenguajes actuales (una imagen vale más que mil palabras), estos nuevos areópagos que son los medios de comunicación con todas las tecnologías actuales.

César Tomás, parroco de San José, será velado en el Tanatorio Municipal de Albacete y mañana, jueves, a las 10 de la mañana en la parroquia de San José se celebrará la Misa Exequial.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email