Internacional

Fallece el decano de los obispos españoles, monseñor Odorico Saiz, emérito de Requena, Perú

Mons. Odorico Sáiz Pérez

El día 14 de octubre de 2012, a la edad de 100 años, ha fallecido en la ciudad de Logroño, La Rioja, Mons. Odorico Saiz Pérez, franciscano, Vicario Apostólico Emérito de Requena, Perú, decano de los obispos españoles.

Según cuenta Fray Juan José Rubio, había nacido en Revilla del Campo, Burgos. Muy joven ingresó en el Seminario Franciscano de Anguciana, La Rioja, y a la edad de 12 años viajó a Perú. En aquel país realizó la carrera sacerdotal, se ordenó de sacerdote y comenzó su labor sacerdotal en la educación y en la formación de los futuros sacerdotes franciscanos y misioneros. Fue enviado a Roma a perfeccionar sus estudios, doctorándose en Historia de la Iglesia en 1950. Regresó a Perú y prosiguió su labor formativa en el Estudio Filosófico-Teológico de Ocopa que regentaban los religiosos franciscanos, convento que se encuentra en el centro de los Andes del Perú, a 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Ha ocupado diferentes cargos de responsabilidad en la Iglesia y en la Orden. Fue elegido Ministro Provincial de la Provincia Misionera de San Francisco Solano en el Perú, y cuando desempeñaba dicho cometido, lo nombraron Vicario Apostólico de Requena, Perú, ciudad que se encuentra muy en el interior de la selva amazónica del Perú. Allí gastó sus años como obispo, pastor y animador de aquellas comunidades cristianas, pasando las penalidades propias de un clima tropical y en circunstancias muy adversas, pero siempre acompañado del Espíritu del Señor y del carisma del “mínimo y dulce Francisco de Asís”.

Al llegar a la edad de la jubilación presentó la carta de renuncia, y le fue aceptada. Mons. Odorico regresó a España después de haber vivido en Perú más de 60 años. Voluntariamente escogió como su residencia la casa-seminario que los Padres Francisanos tienen en la ciudad de Logroño. En esta ciudad riojana pasó los últimos años de su vida. Cuando llegó a la capital riojana, año 1986, el entonces obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Mons. Francisco Álvarez, le recibió como a un hermano más y le delegó para que actuara como un obispo auxiliar suyo; lo mismo han hecho los siguientes prelados de esta diócesis, Mons. Ramón Bua, q. d. d. g. y el actual Mons. Juan-José Omella. Muchas fueron las tareas pastorales que Mons. Odorico ha llevado a cabo con gozo, alegría y sencillez franciscana. Durante estos años ha recorrido toda la diócesis. Cabe destacar su labor como historiador, conferenciante, consejero y confesor de sacerdotes.

Hasta este momento le llegan invitaciones para asistir en algunos acontecimientos que se celebran allí en Perú. En los dos últimos años ha estado internado en la residencia de la Santa Cruz de las Hermanas Hospitalarias de Logroño. No le han faltado las visitas de sus hermanos religiosos, familiares, sacerdotes, religiosas y amistades personales.  Su larga vida sacerdotal y apostólica la gastó -la mayor parte en Perú- sirviendo a la Iglesia y a la Orden Franciscana.

 

OMPRESS-LOGROÑO (16-10-12)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email