Exposición en Burgos en el bicentenario de la Fundadora de las Religiosas de San José de Gerona, María Gay Tibau
Iglesia en España Nacional

Exposición en Burgos en el bicentenario de la Fundadora de las Religiosas de San José de Gerona, María Gay Tibau

El Instituto de Religiosas de San José de Gerona está preparando el bicentenario del nacimiento de su Madre Fundadora, María Gay Tibau. Con este motivo, del 4 al 16 de septiembre se podrá visitar en la Sala Cajacírculo de Burgos, la exposición “200 años de nacimiento de María Gay Tibau, aliviando el dolor y sembrando la paz”. Debido a la gran cantidad de hermanas de Burgos que pertenecen a este Instituto, han querido ofrecer como primicia de otros eventos conmemorativos, esta exposición para todos aquellos benefactores de esta localidad que se han vinculado a su Obra Social, específicamente en Rubare, en la República Democrática del Congo.

La Sierva de Dios María Gay Tibau nació en Llagostera (Gerona), el 24 de octubre de 1813 y fue bautizada al día siguiente en la Iglesia Parroquial. Hija de Martín Gay, de Dorria y María Tibau, de Bell.lloch.

A la muerte de su madre, en 1850, María Gay Tibau pasa a residir a Gerona, al servicio de la familia del Dr. Amerio Ros. Los comentarios del médico sobre la situación de los enfermos en la ciudad, su fina sensibilidad y la inspiración del Espíritu Santo, la llevaron a replantear su vida y decidió dedicarse exclusivamente a los enfermos.

Después de 20 años de servir a la familia Ros-Llausás, pasó a vivir con Carmen Esteve Andoca y, juntas comenzaron el servicio a los enfermos en sus domicilios. Esto acaeció el 29 de junio de 1870. En 1872 el obispo de Gerona, D. Constantino Bonet, viendo su dedicación caritativa a los enfermos, alababa su obra con esta bellísima frase: “vimos la abnegación con que algunas piadosas jóvenes en alas de su ardiente caridad, volaban a la cabecera del enfermo, le aliviaban el dolor y con el acento de su voz y palabras, sembraban la paz en su corazón, sumido alguna vez en el mayor desamparo”. En esa fecha les concedió un Reglamento, para que vivieran unidas a la Iglesia.

La Madre Fundadora formaba a las jóvenes en la vida espiritual y en el cuidado a los enfermos de la misma manera que había aprendido con el Dr. Ros. Como se les iban agregando numerosas jóvenes con la misma inquietud, vio la necesidad de abrir el noviciado para su formación, en la Casa Madre, de la calle Portal Nou, de Gerona. La fama de su caritativo servicio se extendió fuera de la ciudad y se iniciaron las fundaciones, dando origen a la expansión del Instituto; era el año 1878. El primer grupo de Hermanas salió para fundar una casa de vela a domicilio en La Bisbal. Le siguieron otras fundaciones. La segunda en 1880, en el Hospital de Bañolas; poco después fueron solicitadas para el Hospital de Lloret de Mar. Y en 1883 llegaron a Torroella de Montgrí para asistir a los enfermos del Hospital.

La Madre Fundadora falleció en Gerona el 18 de marzo de 1884, tal como lo había predicho: “Pasaré la fiesta de San José en el Cielo”. Se hace efectiva aquella frase del Reglamento que ella tantas veces había meditado: “Ven, oh bendita de mi Padre, porque estaba enfermo y tú me visitaste”. En este mismo año se formalizaron otras dos fundaciones: San Feliu de Guixols y Blanes.

Al celebrar la efeméride de los 200 años de su nacimiento, pedimos al Señor con insistencia que pueda ser venerada públicamente en toda la Iglesia, y nos alcance nuevas vocaciones que les den gloria en el servicio a los enfermos donde Él está presente.

La congregación que fundó esta gran mujer está hoy en Argentina, Camerún, Colombia, Ecuador, España, Francia, Guinea Ecuatorial, Italia, México, Perú, República Democrática del Congo, Ruanda, Venezuela.

 

OMPRESS-BURGOS (10-09-12)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email