Revista Ecclesia » Eva Moral recibe el título de ‘Embajadora mundial de Manos Unidas’ de manos del obispo de Getafe
Destacada Iglesia en España Última hora

Eva Moral recibe el título de ‘Embajadora mundial de Manos Unidas’ de manos del obispo de Getafe

El obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, ha mantenido en la mañana de este martes un encuentro en la sede del Obispado con la joven deportista getafense afincada en Valdemoro, Eva Moral Pedrero, medalla de bronce en los juegos paralímpicos de Japón 2020 celebrados en el verano de 2021. 

En el transcurso del mismo le ha hecho entrega del título de ‘Embajadora Mundial de Manos Unidas’. Se le otorga en reconocimiento a su espíritu de superación continuo, su constancia, su positividad y su solidaridad con los más desfavorecidos y por su opción preferencial por los pobres.

El nombramiento lo efectuó el pasado 14 de octubre la presidenta nacional de Manos Unidas, Clara Pardo, a propuesta de la Delegación de esta ONG en Getafe. Su misión para esta organización se desarrollará especialmente ante los jóvenes y deportistas a quienes debe «sensibilizar sobre situación extrema de los países pobres y ayudar a recaudar fondos para poder financiar los proyectos de Manos Unidas».

Eva Moral y su historia de superación

Eva Moral Pedrero es muy conocida en el panorama deportivo de nuestro país como paradigma de superación. Deportista de alto nivel, en 2013 sufrió una terrible caída bajando un puerto durante una marcha cicloturista, que la tuvo en el hospital seis meses y la dejó en silla de ruedas. Una vez recuperada, volvió de nuevo a la competición en paratriatlón y en Ciclismo Adaptado, consiguiendo en ambas disciplinas un palmarés al alcance de muy pocos y llegando a los Juegos Paralímpicos de Japón.

El obispo de Getafe, Ginés García, ha señalado que «Eva y Ángel nos demuestran dos cosas importantes, primero que la vida es un ‘Don, una Gracia’ que muchas veces no sabemos apreciar, y que los pequeños detalles son muy importantes, y que las dificultades se pueden convertir en posibilidades».

Por su parte, Eva agradeció las palabras del obispo, así como la entrega del diploma señalando que «seguirá compartiendo su testimonio para ayudar a todo el que se enfrente a una enfermedad o a cualquier dificultad porque ha encontrado en ello un sentido, un ‘para qué’ a su accidente».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa