Revista Ecclesia » Estudiantes de la Universidad Católica de Valencia trabajan en un proyecto contra la exclusión social
LA CASA GRANDER. VALENCIA
Iglesia en España

Estudiantes de la Universidad Católica de Valencia trabajan en un proyecto contra la exclusión social

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista

Estudiantes y voluntarios de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” colaborarán con la Casa Grande en su lucha contra la pobreza y la exclusión social, tras la firma de un convenio firmado por el rector, José Alfredo Peris y Jaime Barrón, Presidente de dicha Asociación.

Se trata de un convenio de colaboración mediante el cual intercambiar información, experiencia y conocimientos, por el que los alumnos de la UCV participarán como voluntarios y realizarán sus prácticas en distintos proyectos de La Casa Grande y desarrollarán proyectos de investigación y de sensibilización conjuntos, entre otras actividades.

Durante la firma del acuerdo, Barrón ha destacado que “a ambas instituciones nos une el humanismo cristiano y la base religiosa” y se ha referido a los profesionales y a los voluntarios que trabajan en la asociación, “pues en ellos se ve la unión de lo profesional con su espiritualidad, que es lo importante”.

En el mismo sentido el rector de la UCV ha resaltado “la verdad de que, desde las virtudes propias de Cristo, es posible desarrollar un ejercicio profesional ágil, hábil, riguroso y justo, y que hace mucha falta pues es el modelo de desarrollo que necesitamos”. Asimismo, ha hecho hincapié en que “para la sociedad, trabajar por los desfavorecidos, en el mejor de los casos es una obligación de justicia, pero para nosotros los cristianos es un honor, porque vemos a Cristo en ellos”.

Finalmente, el Rector de la UCV, en referencia a los orígenes de esta ONG, ha señalado que “es muy bueno presentar a los jóvenes figuras icónicas de quienes han vivido y vibrado desde otra sensibilidad y han pasado por este mundo sin contaminarse, y que así no crean que no todo es hablar de una cosa y luego hacer otra”.

La Asociación Casa Grande, que fue creada por el jesuita Antonio Alfonso Guallart y otros seglares en 1987, y que cumple este año su vigésimo quinto aniversario, mantiene su objetivo de apoyar a los más desfavorecidos mediante ayuda económica y prestando atención que facilite su inserción sociolaboral.

Durante este tiempo, han realizado campañas de sensibilización dirigidas a más de 25.000 niños, talleres de formación y orientación laboral para más de 4.500 personas de las que 500 han conseguido ya un puesto de trabajo y se han atendido a más de 900 familias que han acudido a la Asociación para recibir asesoramiento en materia de inmigración, exclusión social y drogodependencia.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa