Internacional

Estalla una bomba artesanal frente a la iglesia Oikumene en Sengkotek, Samarinda (Indonesia)

Estalla una bomba artesanal frente a la iglesia Oikumene en Sengkotek, Samarinda (Indonesia)

Una bomba artesanal estalló frente a la iglesia Oikumene en Sengkotek (Samarinda), en la provincia indonesia de Kalimantan oriental.Cuatro personas fueron heridas entre ellas Olivia Intan Marbun una niña de dos años de edad, que no sobrevivió a las heridas y quemaduras recibidas. Por otra parte Triniti Hutahayan (4 años), Anita (4) y Alfaro Sinaga (5) se encuentran en graves condiciones.

Todos los heridos en el ataque son de etnia Batak, miembros de la Iglesia protestante Batak. Asia News publica la policía ha arrestado al presunto atacante,  Jo Bin Muhammad Aceng Kurnia más conocido como  Johanda, un ex recluso por crímenes terroristas, quien se sospecha mantiene vínculos con el estado islámico. Según el jefe de la policía indonesia,  Tito Karnavian, “Johanda es un miembro del  Jamaah Anshorut Tauhid (JAT)”, movimiento extremista islámico fundado por Abu Bakar Bashir.

Junto a Johanda, fueron arrestadas otras cinco personas relacionadas con el atentado de ayer. Es la primera vez que sucede un incidente de este tipo en la capital provincial de Kalimantan.

La bomba molotov fue confeccionada por personas no identificadas, y estalló a las 10.30, hora local (9.30 hora de Yakarta).

El Sínodo de las Iglesias protestantes indonesias (PGI) difundió un documento en el cual define el ataque terrorista como una “tragedia humana”. 

Hasta el momento se desconoce el motivo del ataque. Sin embargo es probable que el atentado sea fruto de la tensión que ha caracterizado a Yakarta en los últimos días. La sociedad está dividida en dos campos distintos. Uno es el que cree en las acusaciones de “blasfemia” realizada contra el gobernador de Yakarta, Basuki “Ahok” Tjahaja Purnama, un cristiano. En este grupo hay musulmanes radicales y otros grupos, entre los cuales el Consejo de los Ulemas indonesios (MUI).

El otro campo defiende a “Ahok”. Entre sus adherentes hay numerosos académicos, religiosos musulmanes, las dos organizaciones islámicas más numerosas del país – la Nahdlatul Ulama y la Muhammadiyah – y otros grupos de la sociedad civil. Éstos afirman que “Ahok” fue colocado en la mira adrede por parte de algunas franjas radicales, manipulando un aparente caso de “blasfemia religiosa” para desestabilizar la administración del presidente Joko Widodo.

Los grupos radicales llevaron a cabo manifestaciones y enfrentamientos el 4 de noviembre pasado y han preparado otras para el próximo 25 de noviembre. Su proyecto es obligar a Widodo a dimitir luego de haber organizado un caos difundido. Un hecho similar sucedió en 1998, cuando estalló una suerte de “guerra civil”  entre diversos sectores de la sociedad, que obligó al entonces presidente Suharto a dejar el poder.

Foto: Familiares de víctimas del atentado en Samarinda, Indonesia

Fuente: AIN

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.