Revista Ecclesia » Especial 2021 (2/3): «Entre la esperanza y la incertidumbre»
Imagen de la erupción volcánica en la isla de La Palma (fuerte: Diario de avisos/Abian San Gil)
Destacada Iglesia en España Internacional Última hora

Especial 2021 (2/3): «Entre la esperanza y la incertidumbre»

El 19 de septiembre la isla de La Palma sintió el rugido el volcán Cumbre Vieja que comenzó esa misma tarde a expulsar lava, gases y cenizas. Una erupción que puso en alerta a todo un país que no ha dejado de apoyar a los habitantes de la isla, que siguen sin recuperar la normalidad tras haber perdido sus casas y su medio de trabajo.

El volcán que paró España

La superficie sepultada bajo la lava incandescente del volcán asciende a 1.218 hectáreas aproximadamente, mientras que las coladas se han expandido 3.350 metros. La devastación del volcán, según el Catastro, ha acabado con 2.988 edificaciones, una cifra que asciende a 3.216 construcciones si se incluyen todas las que están afectadas. Entre todas ellas, como símbolo emblemático de uno de los barrios sepultados, pudimos ver como las rocas incandescentes engullían la iglesia de Todoque.

Su párroco, Alberto Hernández, protagonizó una de nuestras #PortadaEcclesia, y nos contó «cómo el volcán había hecho sentirse a los palmeros más hermanos que nunca». En medio del dolor y de las cenizas que cubrían la isla, el párroco recibió a sus feligreses a los que no había vuelto a ver tras el desalojo. «Siento que el mayor servicio está en escuchar, llorar con los que lloran, compartir su angustia y su tristeza», apuntó el sacerdote. «Pero hay que valorar lo que el volcán nos está enseñando, esas cosas que tenemos y no hemos perdido y que antes no valorábamos lo suficiente: El hecho de estar vivo, de tener una familia a la que acudir, en la que apoyarnos». Los palmeros mantienen la mirada en el volcán de Cumbre Vieja, a la espera del fin definitivo. Los habitantes, que recibieron la visita de los reyes de España, Felipe VI y Letizia, así como del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esperan las ayudas prometidas tanto para la reconstrucción de infraestructuras, como el restablecimiento del suministro de agua, así como inversiones en empleo, viviendas, agricultura, turismo y diversos beneficios fiscales. «El posvolcán va a ser más duro que el volcán», advierten los vecinos. Familias, pequeñas y medianas empresas agrícolas así como el sector turístico espera en 2022 poder rehacer sus vidas y trabajos para que La Palma siga siendo «la isla bonita».

Por su parte, toda la Iglesia española envió ayuda material y económica, y ofreció vigilias de oración por los habitantes de la isla. Concretamente, para paliar los principales problemas como la pérdida de la vivienda de muchas familias, Cáritas ayudó a habilitar espacios parroquiales para acoger a personas evacuadas. El propio obispado nivariense puso a disposición viviendas, y siguen recibiendo llamadas de particulares dispuestos a ceder viviendas. La solidaridad también se notó en la llegada de ropa y suministros básicos, así como en la recaudación de más de 350.000€ para ayudar en esta dramática situación.

Volcán La Palma

Adiós al arzobispo Juan del Río

La Iglesia en España dio su emocionado último adiós a Juan del Río Martín, arzobispo Castrense y presidente de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales, que falleció el 28 de enero en Madrid debido a la covid-19. El funeral, celebrado en la catedral Castrense de Madrid, estuvo presidido por el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española. El féretro, cubierto por una bandera de España y por la mitra y el báculo arzobispal, recibió numerosas visitas de los fieles que quisieron despedir a «un pastor de gran humanidad», como el propio rey, Felipe VI, quiso expresar en un comunicado.

En su homilía, el cardenal Omella envió palabras de consuelo que recuerdan que la Iglesia en España es «una Iglesia que peregrina en medio de las tormentas, del sufrimiento, de la enfermedad, de la crisis económica, de la escasez de clero, de la fragilidad y de la pobreza». Además, destacó el cariño con el que «todos los miembros de las Fuerzas Armadas habéis acompañado a vuestro arzobispo en la salud y en la enfermedad». El cardenal destacó su dedicación y trabajo «con el que entregó su vida por la labor de la Iglesia, también en los medios de comunicación». Además, recordó «sus profundos valores y su servicio al castrense y a las fuerzas armadas de España». Pastores y fieles de la Iglesia española, así como autoridades y miembros del Gobierno hicieron llegar sus condolencias al arzobispado castrense. A lo largo del 2021 se han repetido los homenajes en su memoria, en especial en las diócesis de Jerez de la Frontera y Huelva.

Un foro de diálogo por la asignatura de Religión

«Aclarar todas las cuestiones que deben tenerse en cuenta en la renovación de los currículos de la asignatura de Religión». Este fue el objetivo del foro online «Hacia un nuevo currículo de Religión Católica», que organizó la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura de la Conferencia Episcopal Española, en el marco de la reforma de la ley educativa LOMLOE. Por primera vez, desde la CEE se invitó a participar a todos los agentes sociales implicados, entre ellos, delegaciones diocesanas de enseñanza, centros educativos, entidades titulares y asociaciones de profesores, padres y madres; Escuelas de Magisterio y Facultades de Educación; Facultades de Teología e Institutos Superiores de Ciencias Religiosas y, especialmente, a todos los profesores de Religión.

Un foro que se convirtió en «un diálogo entre todos y para todos» que abrió un espacio de participación que constituyó la base para renovar el currículo. La metodología compartida de análisis y diálogo propició una reflexión honda y eficaz con «las inspiradoras aportaciones de las ponencias marco y de los paneles de debate, así como las buenas prácticas compartidas». Como expresó el presidente de la Comisión, el obispo de Lugo, Alfonso Carrasco, al clausurar el foro: «Estamos en mejores condiciones para proponer un nuevo currículo de Religión católica en el marco de la LOMLOE». Después de las sesiones, la comisión asumió «la tarea de diseñar el nuevo currículo» que además de apoyarse en la participación facilitada por el Foro, se realizó en coordinación con los organismos competentes del Ministerio de Educación. Todo ello ha constituido un reto para la presencia de la Religión en el mundo educativo, fundamentalmente en la escuela pública. La directora de la Comisión, Raquel Pérez Sanjuán, explicó que es fundamental «actualizar los programas de formación inicial del profesorado de Religión y su formación permanente, así como abordar su situación laboral, la función docente y el acceso a la profesión».

Foro sobre el curriculo de Religión

«Fieles al envío misionero»

Las líneas de acción de la CEE para los próximos cinco años se resumen en el documento «Fieles al envío misionero». Bajo este título presentó la Conferencia Episcopal Española el documento aprobado por la Asamblea Plenaria con las orientaciones y las líneas de acción para la CEE en el período 2021-2025. El texto, «es fruto de un ejercicio de discernimiento compartido por los obispos, los órganos colegiados de la CEE y los colaboradores, para aproximarse a la realidad social y eclesial y sugerir unas orientaciones pastorales que han realizado, a lo largo de varios meses de diálogo», explicó el cardenal Juan José Omella, presidente de los obispos.

El documento comienza con una reflexión sobre el modo de realizar el mandato del Señor, «id y anunciad el Evangelio», en la actual sociedad española, a la luz del impulso dado por el Papa Francisco para, en modo sinodal, descubrir el paso y la voluntad de Dios para este tiempo. Se trata de ofrecer, desde la colegialidad y el discernimiento de la Conferencia Episcopal, a las diócesis españolas y a sus obispos algunas claves del actual contexto, social y eclesial, criterios, prioridades y líneas de trabajo para impulsar la conversión pastoral, personal e institucional que el Papa pide.

Ante los desafíos del cambio de época y el continuo dinamismo de este tiempo, los obispos proponen una dinámica de salida misionera que brota de la alegría de la misericordia y exige conversión pastoral y que debe ser, para este tiempo, el paradigma de toda la obra de la Iglesia.

Para salir al paso de esta situación es preciso el concurso de todos. La sinodalidad y el discernimiento deben ser los ejes espirituales y metodológicos del proceso que permita afrontar los retos señalados. «La sinodalidad es caminar juntos, invocar al Espíritu, escuchar y acompañar. El discernimiento sinodal es la clave de fondo que sugiere las acciones que realizar, en la doble escucha del Señor y de los deseos las personas de este tiempo, a los que se sale al paso en salida misionera», explicó por su parte Luis Argüello, secretario general de la CEE en la presentación. Todas estas intenciones y propósitos fueron puestos a los pies del Apóstol Santiago en la peregrinación que el episcopado español realizó a la capital compostelana con motivo del Año Santo como conclusión de la Asamblea Plenaria del mes de noviembre.

Omella_ECCLESIA

Las imágenes volvieron a las calles

Fumata blanca para las salidas procesionales. Después de dos años sin desfiles, tras el verano de 2021 se fueron sucediendo distintos actos de culto en las calles y ante la progresiva bajada de la incidencia de la pandemia. Desde los obispados se hacía referencia al «curso favorable de la situación sanitaria derivada de la pandemia y el avance de la vacunación como aspectos más destacados de esta tendencia positiva» como argumentos para proceder al levantamiento de esos decretos de suspensión del culto en la vía pública, viendo conveniente ahora «retomar la normalidad del culto externo».

Eso sí, desde la Iglesia se pidió a los fieles «que siguieran atendiendo las disposiciones y recomendaciones que emanan de las autoridades competentes, un presupuesto que ha resultado fundamental para poder afrontar el regreso a la normalidad en el culto». En la retina quedará para siempre la salida de la imagen de Jesús del Gran Poder de Sevilla, que recorrió las calles de la capital andaluza durante tres semanas de peregrinación, por los barrios más humildes. Con una túnica lisa y humilde, que dista mucho del lujo con el que sale en procesión en la «Madrugá» sevillana, el Cristo visitó barriadas como Los Pajaritos, donde dejó instantáneas para recordar, después del devastador paso de la pandemia en los barrios más vulnerables.

Así lo recordó Cáritas a lo largo de todo el 2021, en el que no ha dejado de acompañar a alrededor de 700.000 personas, que viven en hogares que no pueden hacer frente a los gastos básicos. En términos absolutos esta crisis ha provocado que en torno a 500.000 personas hayan llamado por primera vez a las puertas de Cáritas, o hayan tenido que acudir después de mucho tiempo sin necesitarlo. El informe Análisis y Perspectivas 2021 de FOESSA donde se analiza cuál está siendo el alcance de la pandemia en la cohesión social en España, desveló que «son ya 11 millones las personas que se encuentran en situación de exclusión social en España. Esto revela un ensanchamiento del espacio de la exclusión, donde viven ahora 2,5 millones de personas nuevas respecto a 2018, fecha de la anterior encuesta».

La Iglesia española en marcha: comienza la fase diocesana del Sínodo

El 17 de octubre se dio el pistoletazo de salida a la fase diocesana del Sínodo de la Sinodalidad. El Papa Francisco dio inicio oficialmente al mismo con una celebración Eucarística en la Basílica de San Pedro. Un proceso sinodal al que está llamado toda la Iglesia para «caminar juntos».

Este camino de tres años de duración estará articulado en tres fases: diocesana, continental y universal, compuesto por consultas y discernimiento, y culminará con la Asamblea de octubre de 2023, en Roma. Por todo ello, desde este otoño, todas las diócesis españolas trabajan el documento preparatorio y el vademécum para, de esta manera, diseñar la forma de consulta a todas las realidades diocesanas. Posteriormente, cada equipo sinodal elaborará un documento con la síntesis final. Para participar y difundir esta celebración los obispos españoles han creado la página web pueblodediosensalida.com donde además se puede ayudar a difundir el Sínodo en esta primera fase en la Iglesia diocesana.

De la misma forma, la CEE nombró a un Equipo Sinodal que de cobertura y apoyo a la celebración de la Fase Diocesana. La Asamblea Plenaria eligió a Vicente Jiménez Zamora, arzobispo emérito de Zaragoza, como coordinador; y la Comisión Ejecutiva nombró a sus miembros, según los criterios aportados por la Secretaría del Sínodo que invitaba a una presencia de las diversas vocaciones en la Iglesia. Es la primera vez en la historia que un Sínodo comienza descentralizado. El objetivo de esta fase es la consulta al pueblo de Dios para que el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados.

Burgos y los 800 años de su catedral

Este 2021 fue el año central de la conmemoración de los 800 años de la Catedral de Burgos. «Un año grande» en el que la basílica castellana ha cumplido ocho siglos desde que el 20 de julio de 1221, el obispo Mauricio y el rey Fernando III El Santo pusieran la primera piedra de un templo llamado a sustituir a la antigua catedral románica de Burgos y convertirse en uno de los edificios más significativos de Europa.

Para celebrar este importante acontecimiento, la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 preparó programación «completa, poliédrica y con vocación no solo de fuego artificial». Han sido doce meses de actividades «de altura» con vocación de llegar a todos los públicos. La cultura también se abrió paso a través de un amplio programa expositivo que trajo Las Edades del Hombre bajo el título de Lux a sus dos claustros y las capillas adyacentes de la seo, donde «puso en contrapunto y diálogo con otras catedrales españolas».

Uno de los guiños mas importantes se hizo al Año Jacobeo, que se alargará hasta 2022 y Burgos ha pretendido trasladar ese espíritu a las calles, fomentando el Camino de Santiago burgalés, con compostela propia, y se pretende que la gran peregrinación europea de jóvenes del próximo año haga una parada en Burgos. También han confluido en Burgos la celebración del Año Jubilar concedido por el Papa Francisco por la conmemoración del VIII Centenario del fallecimiento de uno de los castellanos y leoneses más internacionales, Santo Domingo de Guzmán, y del VIII Centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio». El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, mostraba su deseo de que «el VIII Centenario de la Catedral de Burgos dé un revulsivo económico para impulsar la vida social en la ciudad».

La cruz que recorrió España

T ras más de 3 meses recorriendo nuestro país, el 29 de octubre, los jóvenes de la diócesis de Huelva entregaron la Cruz de la JMJ y el icono de María a la diócesis de Algarve. De esta forma terminó la peregrinación de estos símbolos por España y vuelven a Portugal para seguir su camino de cara a la preparación de la JMJ Lisboa 2023.

En su homilía, el obispo de Huelva, Santiago Gómez, recordaba a los jóvenes que «la primera certeza que podemos tener es que Dios nos ama y la Cruz es la prueba más grande. Queridos jóvenes, mirad una y otra vez la Cruz del Señor y en ella el amor que Dios os tiene».

A la conclusión de la celebración, tres jóvenes tomaron la palabra para agradecer, en nombre de toda la juventud española, a la organización de la JMJ portuguesa por haber podido contar con la presencia de estos símbolos en nuestra tierra recorriendo más de 50 diócesis españolas.

El padre Gago, a los altares

Con la lectura del Nihil Obstat, con el que la Santa Sede afirma que «nada impide» continuar con la causa de beatificación y canonización, y el juramento de los miembros del Tribunal Eclesiástico, que velarán por el buen curso de la causa, comenzó en el mes de junio en Valladolid la fase diocesana del proceso de canonización del Padre Gago.

En la Iglesia de San Pablo, de la que fuera prior hasta en cuatro ocasiones el Padre Gago, el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, afirmó que este sacerdote dominico «dejó un perfume a santidad claramente perceptible». El cardenal arzobispo de Valladolid presidió el acto de apertura de este proceso ensalzando la figura del Padre Gago y su «estela luminosa que, en medio de tantas oscuridades, alumbra nuestro camino».

En nombre de la archidiócesis trasladó el deseo de que su testimonio «sea oficialmente conocido y reconocido por la autoridad de la Iglesia». El Evangelio, el mensaje; la radio, su púlpito. Así explicó Blázquez la «fuerte impronta» del padre Gago en los medios de comunicación. La postuladora de la causa, Alejandra Torres, destacó cómo este fraile dominico, apodado cariñosamente «el evangelizador de las ondas», hizo de la radio, a la que dio «un aire nuevo» un altavoz del Evangelio y de la obra social de la Iglesia.

Apertura del proceso de canonización del Padre Gago. Foto: Ángel Cantero – Archivalladolid


O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa