Cartas de los obispos Última hora

Escuela diocesana de oración

Introducción y profundización en la oración siguiendo el Catecismo de la Iglesia Católica

Una Diócesis, un plan pastoral, tienen que tener corazón, una vida que impregne toda la realidad. Estructuras, organización sin vida, son como un esqueleto sin carne, está muerto no tiene vida. Decía san Juan de la Cruz, que quien se aparta de la oración, se aleja de todo lo bueno.

Tres han sido las motivaciones, consultadas y siempre reflexionadas, para que se haga realidad esta Escuela de Oración que, unida a la reciente creación de la Delegación de Espiritualidad, tiene como misión potenciar la vida de oración, la vida cristiana que da profundidad y fecundidad a los planes diocesanos y a la vida de la Iglesia. No quedarnos en la cáscara, sino ir al fondo de la evangelización, y esto ha provocado que no nos quedemos en un organigrama sin vida, o en una serie de actividades, que provocan a veces el estar provocando falta de aliento y «quemazones» que no dicen bien de nuestros proyectos.

  1. Una Escuela de Oración a través de Canal Diocesano. Se pueden apuntar todos los que quieran iniciarse y profundizar en la vida de oración. Se pueden inscribir personalmente, por parroquias o asociaciones, monasterios, comunidades, cofradías… Todos tienen las puertas abiertas. Se exige una matrícula para hacer constar que se ha realizado el curso y al final del mismo, personalmente el Arzobispo entregará un diploma acreditativo.
  2. Una Escuela como familia de orantes, con ofertas, materiales y recursos para la oración cristiana. Cada semana, los sábados, de 6 a 7 de la tarde, tendremos la catequesis sobre la oración desde la capilla de la Inmaculada, para la Adoración, impartida por el Arzobispo y, al final, un testimonio de cómo orar, sacerdotes, vida consagrada, laicos, familia…

A través de la Delegación de Espiritualidad, conforme se vaya normalizando la situación que vivimos, esta escuela tendrá encuentros por vicarías en los distintos centros de espiritualidad de la archidiócesis para encuentros orantes que siempre nos pueden ayudar. Es una oferta para crecer por dentro y servir por fuera.

  1. Formar personas orantes para ser maestros de oración, clave para una nueva etapa evangelizadora.Nuestra parroquia, comunidades, monasterios, asociaciones, cofradías, necesitan personas que desde una profunda vida de oración se conviertan en maestros de oración, que nos ayuden a una profunda vida de encuentro con el Señor, para transformar el mundo según el Corazón de Dios y ser buena noticia para los pobres.

Para participar en la escuela se requiere el Catecismo de la Iglesia Católica en su cuarta parte, los apuntes que haremos llegar para profundizar y distintos libros clásicos y actuales de espiritualidad que, con los maestros de oración de siempre, nos ayudarán a crecer en una profunda vida de oración.

Las catequesis del Arzobispo, los testimonios orantes y todos los recursos para la oración que os haremos llegar, hará realidad nuestra Escuela Diocesana de Oración que encomendamos a la Virgen del Cenáculo.

 

 + Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de Toledo

 

 

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME