Coronavirus

«Es el momento de que demostremos nuestro compromiso con los valores europeos comunes de solidaridad y unidad»

El presidente de la COMECE (Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea), el cardenal Jean-Claude Hollerich SJ, y el presidente de la CEC (Conferencia de Iglesias Europeas), Christian Krieger, acaban de publicar una declaración conjunta llamando la Unión Europea a mantenerse unida y fiel a sus valores fundacionales en estos difíciles momentos en los que parecen prevalecer nacionalismos que nos pueden llevar al abismo. «La pandemia COVID-19 y sus graves consecuencias han golpeado a Europa y al mundo entero con toda su fuerza. Poniendo a prueba a cada persona, familia y comunidad, la crisis actual ha expuesto las vulnerabilidades y aparentes certezas de nuestra política y economía y de nuestras sociedades», aseguran. Sin embargo, apuntan también a valores como la caridad y la solidaridad de quienes «están sembrando la esperanza cada
día».

«Queremos orar con profunda gratitud por todos aquellos que sirven a sus semejantes con empatía y calidez, apoyándolos desinteresadamente: médicos, personal de enfermería, proveedores de servicios básicos, fuerzas de la ley y el orden, y personas involucradas en la atención pastoral», expresan comprometiéndose a rezar por «todas las personas que están sufriendo durante esta crisis, en particular los enfermos, los ancianos, los pobres, los excluidos y los niños que experimentan inestabilidad familiar. También recordamos en nuestras oraciones a todos los que fallecieron».

Valorando las acciones políticas de apoyo mutuo en la UE, los presidentes de la COMECE y de CEC aseguran que «es el momento de que todos nosotros demostremos nuestro compromiso conjunto con el proyecto europeo y con los valores europeos comunes de solidaridad y unidad, en lugar de capitular ante el miedo y los nacionalismos». Esto lo concretan, por ejemplo, en «repartir la carga de la atención a los enfermos, facilitar el intercambio de material médico, adoptar medidas creativas que alivien el impacto social, económico y financiero, así como reforzar la cooperación internacional y la asistencia humanitaria para apoyar los sistemas de salud más débiles en las regiones necesitadas del mundo».

Lee aquí la declaración completa

Print Friendly, PDF & Email