Envío a don Miguel de Cervantes, poema de Francisco Vaquerizo
Cultura

Envío a don Miguel de Cervantes, poema de Francisco Vaquerizo

Envío a don Miguel de Cervantes, poema de Francisco Vaquerizo

Don Miguel de Cervantes, está el mundo

que ni su propia madre lo conoce,

después de cuatro siglos,

de malandrines y de encantadores,

de arbitristas a sueldo,

de bachilleres llenos de razones,

de sobrinas que intentan

impedir las andanzas de los héroes

que salen encantados

a defender la libertad y el orden.

Después de cuatro siglos

de remembranzas y celebraciones,

le cuento, don Miguel, que todavía

nos siguen asustando los leones,

las dulcineas no están por la lírica

ni los sanchos están por los azotes

y caballeros de verdad, los justos,

porque no se valoran los valores.

Roques los hay a manta

pero hace tiempo ya que no se esconden,

van a la última moda,

habitan en magníficas mansiones

y aunque roban y roban sin descanso,

con todo y eso, nunca están conformes.

Siguen en pie las bodas de camachos,

no nos faltan venteros socarrones,

rebaños y molinos son escasos

y no merecen muchas atenciones

porque ya ni los unos son ejércitos

ni gigantes los otros, como entonces.

Clavileños, si usted los contemplara,

fliparía en colores

porque no paran de cruzar los cielos.

Los mesones son ya sólo mesones,

los bacías no pasan de bacías,

se hacen las guerras con ordenadores

y los ínsulas no son baratarias

ni las gobiernan los gobernadores;

porque son lo que llaman paraísos fiscales

donde nadie de nada da razones,

ya que, en los paraísos, la inocencia,

la candidez y la honra, se suponen.

 

Para calamitosos, nuestros tiempos

porque ya no hay quijotes

ni es fácil que los haya,

tal como están de mal las condiciones.

 

fin

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email