Internacional

Entrevista a monseñor Alfonso Gerardo Miranda Guardiola, obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM)

Entrevista a monseñor Alfonso Gerardo Miranda Guardiola, obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM)

La Iglesia en México afronta hoy escenarios poco fáciles pero avanza con esperanza. Un nuevo despertar de los laicos, la puesta en marcha de nuevos proyectos, la elaboración de un plan pastoral global, son algunos de los asuntos abordados en este diálogo con el obispo mexicano, Alfonso Guardiola Miranda, secretario general del episcopado de ese país.

– ¿Cuál es la lectura del episcopado sobre el clima de inseguridad y violencia en el país que está afectando también a los sacerdotes?

Bueno pues desde hace tiempo, desde hace algunos años en nuestro país hemos estado experimentando una ola, un clima de violencia en muchas ciudades de nuestro país y lo vemos por ejemplo en el caso de los desaparecidos, de las fosas clandestinas, de los secuestros, de los robos en los camiones en los caminos. Es mucha la violencia que experimentamos en nuestro país donde los sacerdotes no han sido exentos, así como los periodistas, los policías, pues también a los sacerdotes ha alcanzado este clima y se han visto envueltos comodo víctimas, ya sea en el robo, en el secuestro, así como en el asesinato. Hemos intentando hacer un gran esfuerzo a nivel de talleres de escucha, de oración en las parroquias, con padres de familia, etc.

– Se habla de narcopolítica en México, un mal que busca el control de las instituciones. ¿Qué opinión tiene al respecto?

Pues desafortunadamente, el crimen organizado, el narcotráfico ha intentado desde hace años también pues inmiscuirse, llegar a las esferas del gobierno, tanto a nivel municipal, estatal como más allá y más grande y somos testigos a través de los medios de comunicación  de cuántos, gente de gobierno de estos órdenes se han visto involucrados ya sea a través de teléfonos, a través de extorsiones que se han visto envueltos. Hemos visto por los periódicos que aparecen ahí en la lista de las personas en las que el crimen ofrece algún tipo de incentivo, dinero, extorsión etc. Se está inmiscuido querámoslo o no y es un gran problema que tenemos que enfrentar y resolver.

– Sobre la vida de la Iglesia, sabemos que la CEM está impulsando un plan estratégico. ¿Puede comentarnos las prioridades y objetivos de este plan?

A raíz de la visita del Santo Padre en febrero de 2016, el nos pidió en la catedral metropolitana de México realizar un serio y cualificado proyecto pastoral, cuyas palabras fueron tomadas en el corazón de la Iglesia de México por los obispos que en la siguiente asamblea de marzo-abril de 2016 por unanimidad fue aprobado este proyecto pastotal, con miras hacia el 2031, los 500 años de la aparición de la Santísima Virgen de Guadalupe, como también al 2033, a los 2000 años de la Redención. Entonces hemos estado trabajando desde entonces hasta el día de hoy en un análisis de la realidad con muchas persona involucradas. Sacerdotes, religiosas, religiosos, obispos y estamos ahorita metidos fuertemente en el análisis de la realidad, al mismo tiempo los temas, entre otros ejes transversales obviamente es la paz, la construcción de paz, la formación de los sacerdotes, de los seglares, el trabajo transversal, la comunión, la iglesia en salida, son algunos de los temas más importantes que estamos tratando en el proyecto global pastoral.

– A poco más de un año de la visita del Papa Francisco al país, ¿cómo se siente la Iglesia mexicana, qué hay de los proyectos y sueños que despertó esta visita?

Su visita fue un baño de gracia para nuestro país donde todo el pueblo de Dios en México estuvo contento, alegre, entusiasta y participativo en los distintos escenarios donde estuvo el papa Francisco. Igualmente como obispos y sacerdotes estuvimos acompañándolo, además del proyecto pastoral que nos dejó y que estamos trabajando en el, pues habido un entusiasmo grande. Se percibe una Iglesia viva, fuerte, dinámica a nivel nacional. También se percibe una mayor unidad mentre los obispos, estamos en mucha comunión sobre todo afrontando los desafíos que tenemos en nuestro país, ya dijimos la violencia, la necesidad de la construcción de paz y el acercamiento y acompañamiento a cada uno de los fieles, especialmente a los que más sufren en este caso.

– Y en esta dinámica ¿cuál es el papel que los laicos están jugando hoy en México?

Se ha visto un gran impulso, un despertar de los laicos en temas como la defensa de la vida, de la familia, también muchos participantes en el terreno de la construcción de la paz, no se diga en el ámbito político, muchos también están metidos ahí queriendo construir un mejor gobierno y vemos una gran participación. Hay un respeto si por la Iglesia, por los obispos, pero también una mayor toma de conciencia del deber que tiene que tomar el laico y del lugar que tiene que tomar en la construcción de un mejor país. Vemos con mucha alegría el desempeño y el trabajo de los laicos en México.

– La CEM acaba de lanzar su nuevo sitio web y el proyecto “Inspírame Dios” ¿Hacia dónde apunta esta renovación y el lanzamiento de esta nueva plataforma?

Gracias a Dios después de meses de trabajo pudimos tener una página oficial web renovada, puesta al día, donde podemos comunicar todos los textos, declaraciones, comunicados mismos de la CEM. Por una parte bien pudimos hacer las versiones en inglés y en italiano. Queremos no solamente quedarnos resonando al interior del país, queremos llegar más lejos, resonar mundialmente, así como participar en ese diálogo con los problemas que afectan el mundo entero donde la voz de México se escuche, salga de las fronteras donde estamos, eso a nivel de la página oficial. También queremos promover el pensamiento católico, aportar a nuestro país con mayor altura, con un lenguaje correcto y adecuado, sobretodo compartir el patrimonio de la Iglesia  que tiene que ver con la historia, con el arte, con el servicio en tantas áreas sociales y también promover que niños, jóvenes, adultos puedan participar y puedan ir aprendiendo a usar este talento de la escritura, de la fotografía, de los vídeos para aportarlo por el bien de México. Queremos sobretodo eso, como Iglesia aportar al bien, a la belleza, al arte, a lo que es propositivo, que tiene que ver con el bien de las personas.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Entrevista a monseñor Alfonso Gerardo Miranda Guardiola, obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), 9.3 out of 10 based on 3 ratings
Print Friendly, PDF & Email