Revista Ecclesia » Entrevista a Luis Argüello (3/3): «Los cristianos tienen que estar en la vida pública porque nuestra fe tiene una expresión racional que es importante que se visibilice»
Iglesia en España Última hora

Entrevista a Luis Argüello (3/3): «Los cristianos tienen que estar en la vida pública porque nuestra fe tiene una expresión racional que es importante que se visibilice»

—A raíz del debate abierto por Diego Garrocho y Miguel Ángel Quintana Paz sobre dónde están los intelectuales católicos, ¿qué puede hacer la Iglesia para visibilizarlos?
—Los cristianos tienen que estar en la vida pública porque nuestra fe tiene una expresión racional que es importante que se visibilice. Desde la razón, iluminada por la fe, debemos entrar a reflexionar sobre los grandes temas. Tenemos una responsabilidad grande y me parece importante subrayar la responsabilidad de las universidades católicas, que son numerosas en nuestro país.

—Hace un par de años, Rod Dreher escribió La opción benedictina. En este libro hablaba de cómo determinadas comunidades cristianas, como los primeros benedictinos, pudieron seguir adelante ante el colapso civilizatorio del momento, con los bárbaros entrando en Roma. ¿Puede ser una solución para el medio rural el que familias jóvenes se «retiren del mundo para estar en el mundo»?
—No me cabe duda. La Iglesia doméstica, las familias, difícilmente se desarrollan si no hay una familia de familias. La renovación de la propia vida de la Iglesia puede ir de la mano perfectamente de esta otra renovación en nuestro modo de vivir. La aparición de comunidades eucarísticas, con antiguas y nuevas formas de vida consagrada, que hagan en estos territorios una «plantación de la Iglesia» donde distintas personas se puedan encontrar, se puedan formar, puedan descansar… Creo que es por ahí por donde deben ir las cosas. Eso sí, es fácil decirlo pero muy difícil llevarlo a cabo.

—Por otra parte, el Papa viaja en marzo a Irak en la que será la primera visita internacional tras el inicio de la pandemia. Se habla de la posibilidad de que se entreviste con el influyente líder chiíta Muqtada al Sader, e incluso se especula con una hipotética declaración con esta rama del islam similar a la firmada en Abu Dhabi con los sunitas.
—En el mundo en el que vivimos, un mundo global, la importancia de los musulmanes es evidente: suníes, chiíes, las diversas formas de expresión del islam representan a cientos de millones de personas. Y por todo lo que representan las migraciones hay también una realidad de crecimiento del mundo musulmán entre nosotros. Desde ahí parece clara la necesidad de propiciar un diálogo desde un punto común, fuerte, que es la afirmación de un Dios único, y tratando luego de ofrecer, en un diálogo fecundo, la diferencia radical que se produce cuando nosotros en muestra fe cristiana afirmamos que Dios es Trinidad, que Dios ha tomado nuestra propia condición humana, nuestra propia carne humana, con lo que eso significa de afirmación radical de la dignidad humana. El Papa está tratando de extender por toda la tierra su propuesta de fraternidad. Precisamente, la propuesta de oración que hace para este mes de enero insiste en esta misma clave, pero añade al hablar de la fraternidad la importancia de reconocer un Padre común.
El Papa en este momento de la humanidad, en el que habla tantas veces de una guerra mundial a trozos, por episodios, quiere poner este acento especialmente en lo que nos une. Y es la afirmación del significado trascendente de la vida, la afirmación de la existencia de un Dios creador, y la afirmación de un vínculo común y fundante de la fraternidad de toda la familia.

Por Sara de la Torre, José Ignacio Rivarés, Ricardo Morales y Silvia Rozas FI

– Entrevista a Luis Argüello (1/3): «Tenemos que estar todos unidos en la defensa de la vida»

– Entrevista a Luis Argüello (2/3): «Lo importante pasa más por el testimonio de una propuesta que se vive y se ofrece»

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa