Iglesia en España Nacional

Entrevista a Ricardo Benjumea y la XIII Jornada Diocesana de Apostolado Seglar de Madrid

jornadas apostolado seglar madrid

Por José Alberto Rugeles Martínez

El próximo sábado se realizará en el Colegio de los Sagrados Corazones de Madrid, la XIII Jornada Diocesana de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Madrid presidida por el Cardenal Arzobispo D. Antonio María Rouco Varela, bajo el lema “Laicos comprometidos con su Fe. Alegres y veraces anunciadores de Jesucristo”. La ponencia principal estará a cargo del Prof. D. Gerardo del Pozo Abejón, Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica “San Dámaso” de Madrid. La Mesa redonda estará compuesta por el jurista D. Javier Cremades, la cooperante Dña. Adela González Gallego y el periodista D. Ricardo Benjumea de la Vega, redactor jefe del Semanario Alfa y Omega.

D. Ricardo Benjumea nos responde algunas cuestiones de actualidad.

1.- Hará parte de la Mesa Redonda de la próxima Jornada Diocesana de Apostolado Seglar ¿cómo ve el laicado católico en Madrid?

Hay una importante presencia de laicos en las parroquias y en los movimientos de la archidiócesis, pero es evidente que hay muchos aspectos que podemos y debemos mejorar. De entrada, creo que falta una vivencia más comunitaria de la fe. Esto es un gran reto en el contexto de una gran ciudad, pero por eso mismo, es también un importante signo que podemos ofrecer hoy en Madrid.

 2.- ¿Cuáles son a su juicio los retos de los laicos en este año de la Fe?

Creo que el reto por excelencia puede resumirse en una frase: Tomar conciencia de nuestra responsabilidad en la Iglesia. Una responsabilidad evidente –para los padres de familia– es la transmisión de la fe a nuestros hijos. Benedicto XVI ha insistido también a menudo en la necesidad de una mayor formación, para una labor apostólica más intensa, cada cual en su propio contexto familiar, social y profesional. De paso, esa mayor formación nos ayudaría a sacudirnos muchos miedos y complejos.

3.- Benedicto XVI señaló el año pasado que los laicos no deben ser considerados “colaboradores” del clero sino “corresponsables” del ser y el actuar de la Iglesia. ¿le parece que en Europa esta problemática es más fuerte que en el resto del mundo?
Si Benedicto XVI ha insistido tanto en la necesidad de una adecuada comprensión del Concilio, se debe – creo– a que, en ello, está en juego cuál es nuestra comprensión de la Iglesia. A nivel teórico, hoy está fuera de  discusión la llamada a los laicos a participar de la misión evangelizadora de la Iglesia, pero eso hay que llevarlo  a la práctica. Además, Benedicto XVI ha advertido frente al error –seguramente pensando en Centroeuropa– de quienes confunden el concepto de “comunión” con el de participación en las “estructuras de poder eclesiales”.
En cualquier caso, Europa tiene una rica tradición de laicado comprometido que ofrecer al resto de la Iglesia. En África, Asia o Iberoamérica predomina a veces una concepción excesivamente clerical de la Iglesia. El problema reside básicamente en la falta de formación del laicado, en contextos donde la población en general sufre esa misma falta de formación. La paradoja es que, en algunos de esos territorios, sobre todo en entornos rurales, el sacerdote apenas llega, y los catequistas laicos desempeñan una función pastoral decisiva.

4.- En ese contexto ¿como ve la Misión Madrid y sus actividades?

El Año de la Fe y la Misión Madrid nos recuerdan nuestra responsabilidad en la misión evangelizadora de la Iglesia, cada uno en su propio ámbito. Para que eso no quede en bonitas pero vacías palabras, es importante que la Misión Madrid concrete la llamada a la conversión, a la formación y a la nueva evangelización que lanza
el Papa con la Porta Fidei.

5. ¿Qué balance haces del Pontificado del Papa Benedicto XVI? 

 Es difícil un balance sin una perspectiva temporal suficiente, pero tengo la sensación de que Benedicto XVI ha dejado una Iglesia bien preparada en la línea de salida para afrontar tiempos excepcionales, llenos de retos y dificultades, pero sin duda, apasionantes. En el caso de Europa, el secularismo ha generado una situación inédita, en la que todo es puesto en cuestión, y el ser humano carece de pilares sólidos sobre los que edificar su vida («emergencia educativa», según el término utilizado por Benedicto XVI). El Papa nos ha advertido de que no podemos dar ya por supuesta la fe de los demás, pero más aún, nos ha obligado a quienes nos decimos cristianos a replantearnos nuestra propia fe dormida, y a redescubrirla como un encuentro personal con Jesucristo que debe permanentemente actualizarse.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email

José Alberto Rugeles Martínez

José Alberto Rugeles Martínez pertenece a los Heraldos del Evangelio.
Es abogado egresado de la Universidad Católica Andres Bello de Caracas.
Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral de la Archidiócesis de Madrid.
Hace parte de la Comisión Permanente del Foro de Laicos de España, es consejero de la Federación Mundial de Obras Eucaristicas de la Iglesia y es encargado de Medios de Comunicación Social de la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar de Madrid.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.