Santa Sede

Entrevista a monseñor Carvallo, secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada

Formadores se preparan en Roma para encontrar al Papa
Entrevista a Mons. Carvallo, secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, que organiza el congreso que reúne a 1500 formadores
Con una vigilia en Roma, en la Iglesia de San Gregorio VII, inició este miércoles el primer Congreso Internacional dedicado a los formadores, promovido por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

Reúne a unas 350 ordenes y congregaciones religiosas y tendrá el momento principal el próximo sábado por la mañana en el encuentro que tendrán con el papa Francisco. Concluirá por la tarde con una reunión interdicasterial sobre el tema con la participación de tres dicasterios: el de la Vida Consagrada, el del Clero y la de la Educación Católica.
El secretario de la Congregación que organiza el evento, el arzobispo José Rodríguez Carvallo OFM, explicó este jueves el evento a ZENIT en la entrevista que aquí proponemos a nuestros lectores.
                                                        ***
¿Nos puede explicar quienes participan de este evento?
— Mons. Carvallo: Estamos reunidos en Roma para celebrar el primer Congreso internacional de formadores y formadoras, que han llegado desde todo el mundo, y que tienen la responsabilidad de formar a los candidatos y a los jóvenes religiosos a la vida consagrada. Es un congreso que reúne a unas 1.500 personas de todo el mundo: los de idioma inglés son quinientos, los que hablan español son unos 400 y el resto lo hacen en diversos idiomas. Y hubieran sido mucho más de tener el lugar y los medios.
¿Cuál es la motivación?
— Mons. Carvallo: En concordancia con el Año de la Vida Consagrada, y aquí tenemos tres grandes objetivos: mirar al pasado con gratitud; vivir el presente con pasión, y abrazar el futuro con esperanza. Esto entra plenamente en el deseo del Santo Padre de una Iglesia en salida, y de una vida consagrada en salida hacia las periferias existenciales y del pensamiento del hombre.
El Santo Padre ha insistido en el discernimiento vocacional.
— Mons. Carvallo: Desde siempre se habla de la necesidad del discernimiento vocacional. Y el Santo Padre insiste en esto, como una exigencia de los tiempos actuales, porque a veces se confunde la conversión a Cristo con la vida consagrada. No es lo mismo: una cosa es la opción por Cristo, que es el núcleo fundamental de la fe, y otra es después, la de la vida consagrada. Por ello es necesario un discernimiento para entender si hay una llamada de Dios a esta forma específica de ser seguidores de Cristo o en cambio es un simple sentimiento. Entonces es necesario tiempo, acompañamiento, oración y disponibilidad para acoger la voluntad del Señor.
¿Cómo volverán a sus países estos 1500 formadores?
— Mons. Carvallo: Ellos saldrán con nuevo ímpetu, veo que están contentísimos. El congreso ayuda, entre otras cosas, a tomar conciencia del don que significa ser formadores. Y no siempre es fácil ver la formación y el ministerio de formadores como don. Si bien puedo decir desde mi experiencia: cuando uno se pone a disposición total del Señor y de los otros, logra descubrir que ser formador es el gran don de la vida. Nunca imaginé que sería formador durante 16 años, no lo quería, prefería otros caminos. El Señor, a través de mis superiores, me llamó a desarrollar esta misión. Y hoy, mirando hacia atrás, veo que esto, después de la fe, la vida y la vocación, fue el mayor don que he recibido.
El sábado se encuentran con el papa Francisco, ¿qué expectativas tienen?
— Mons. Carvallo: Nos recibirá en el Aula Pablo VI, y la palabra del Santo Padre siempre nos espolea, nos empuja, nos hace volver más responsables sobre nuestra misión. Creo que será muy apreciada y exigente, porque el Santo Padre no hace rebajas, o sea, una palabra muy buena, necesaria y adecuada al momento presente, la esperamos con gran expectativa.
Por H. Sergio Mora
ROMA, 09 de abril de 2015 (Zenit.org) –

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME