Iglesia en España

Entrevista a Eduardo Zapata, rector del Seminario Redemptoris Mater

Entrevista a Eduardo Zapata, rector del Seminario Redemptoris Mater en Segorbe-Castellón

“Serán sacerdotes al servicio de la Iglesia y del pueblo”

 Seis de los nuevos sacerdotes se han formado en el Seminario Redemptoris Mater. D. Eduardo Zapata (Murcia, 1968) los acogió y los ha acompañado durante sus años de formación. Como rector, es testigo del recorrido hecho hasta llegar a este día, pero sobretodo da fe de la obra de Dios en estos jóvenes.

 

  • ¿Qué razones hay para estar satisfecho de ver llegar a estos seminaristas a la ordenación sacerdotal? Haber visto la madurez que han ido adquiriendo con el paso de los años, cómo han ido progresando en el sinceridad, en servicio, en conocimiento de uno mismo, en obediencia… Siento una alegría serena por cómo serán sacerdotes al servicio de la Iglesia y de un pueblo que tiene muchas necesidades, y al que estamos llamados a dar una palabra de consuelo.
  • Los acogió y los acompañó durante años. ¿En qué cambia un seminarista durante la formación? Como he dicho, en la madurez humana, pero sobretodo en la fe en Jesucristo y en el agradecimiento a la Iglesia por todo lo que han recibido en su etapa de formación. He visto la misericordia y la alegría que tienen dentro, producidas por el amor gratuito de Jesucristo.
  • El Redemptoris Mater se define como un seminario diocesano y, al mismo tiempo, misionero e internacional. ¿Dónde están las periferias en las que anunciar el evangelio? La sensibilidad cristiana de estos muchachos les hace ver dónde está la pobreza real de la persona: en una situación del matrimonio, en problemas con los hijos, con la familia… en definitiva,es ver el sufrimiento del otro. Y lo que ellos han sufrido les sirve para ser sensibles y acercarse a estas personas con sed de Dios.
  • Un consejo a los nuevos sacerdotes. Que vivan de verdad lo que han recibido, que por la oración Dios les de siempre el verdadero celo apostólico, que estén unidos íntimamente con nuestro Padre y Pastor, el Obispo, y que tengan una vida profunda en la comunidad cristiana que les hace ser iguales a sus hermanos y presbíteros para ellos.
Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.