Santa Sede

Encuentro internacional para la Paz promovido por la Comunidad de San Egidio

Encuentro internacional para la Paz promovido por la Comunidad de San Egidio

A la comunidad de San Egidio: “El diálogo vence la guerra”

El Santo Padre ha recibido en audiencia, en el Palacio apostólico, a los participantes en el Encuentro internacional para la Paz promovido por la Comunidad de San Egidio. La reunión se celebra en Roma del 29 de septiembre al 1 de octubre bajo el título: “El coraje de la esperanza: religiones y culturas en diálogo”. Francisco ha recordado la invitación que el Papa Juan Pablo II hizo en Asís a los lideres religiosos para que rezaran por la paz “no uno contra otro, sino uno junto al otro” y ha elogiado que la Comunidad de San Egidio haya continuado este camino ayudando así a que este evento no se convirtiera en algo aislado. “Habéis aumentado el ritmo, -les ha dicho- con la participación en el diálogo de importantes personalidades de todas las religiones y representantes laicos y humanistas”.

El Papa ha subrayado que “no hay ninguna justificación religiosa a la violencia”… y con las palabras que Benedicto XVI utilizó en Asís ha dicho que “hay que eliminar cualquier forma de violencia motivada por la religión y juntos asegurar que el mundo no caiga presa de la violencia que se encuentra en todos los proyectos de la civilización que se basa en el “no” a Dios”.

Francisco ha destacado que la paz es cosa de todos y que un líder religioso es hombre de paz ya que “el mandamiento de la paz está inscrito en lo más profundo de las tradiciones religiosas… Para la paz es necesario un diálogo tenaz, paciente, fuerte e inteligente, con el cual nada está perdido. El diálogo puede vencer la guerra. Permite vivir juntas a personas de diferentes generaciones que a menudo se ignoran: ciudadanos de diferentes orígenes étnicos y de diferentes convicciones. Es la vía de la paz”.

El Pontífice ha descrito a los líderes religiosos como “dialogantes” que trabajan en la construcción de la paz, no como intermediarios que buscan un beneficio, sino como auténticos mediadores, con la paz como su último fin. Al terminar les ha animado a continuar trabajando “para que este coraje de paz done el coraje de la esperanza al mundo”.

Ciudad del Vaticano, 30 septiembre 2013 (VIS).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas