Firmas Iglesia en España Nacional

Encuentro Europeo sobre la radicalización fundamentalista en prisión

RADICALIZACIÓN FUNDAMENTALISTA EN LA CÁRCEL

“Radicalización en las prisiones: una perspectiva pastoral”, ante este enunciado acudimos, del 30 de mayo al 1 de junio, a Estrasburgo representantes de 20 Conferencias Episcopales de Europa.

Estuvimos convocados por la Misión Permanente de la Santa Sede en el Consejo de Europa, el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa y la ICCPPC que representa la Comisión Internacional de la Pastoral Católica de Prisiones. Por la CEE, participamos Monseñor José Ángel Saiz Meneses, obispo de Tarrasa y Obispo encargado de la Pastoral Penitenciaria de la CEE y el P. Florencio Roselló Avellanas, mercedario, Director del Departamento de Pastoral Penitenciaria de la CEE.

Este encuentro estuvo motivado por la visita que el Papa Francisco realizó el 25 de noviembre de 2014 al Consejo de Europa, quien alertó de los radicalismos y fundamentalismos que se estaban dando en Europa con motivo de las religiones, y el peligro que suponía para la convivencia y la paz. Analizando la realidad que está viviendo el viejo continente en este tema, el Consejo de Europa quiso centrar la reflexión en los radicalismos religiosos que se están produciendo en las cárceles. Comenzamos nuestro encuentro recibiendo el saludo del Papa Francisco que agradecía a los capellanes de prisiones el “esfuerzo por defender la dignidad humana de todos los que se encuentran en las cárceles”.

Durante los tres días de nuestro encuentro, en el que participaron ortodoxos, imanes y pastores evangélicos, fuimos analizando las razones de esta radicalización motivada por la religión. Representantes de DDHH, jueces de la Corte Europea, coordinador del Departamento Antiterrorista del Consejo de Europa, expertos islamistas y varios Capellanes Generales de prisiones reflexionamos sobre este fenómeno que preocupa tanto a los estados como a las propias confesiones religiosas.

El Secretario General del Consejo de Europa, Thorbjon Jagland, alertó de las corrientes que quieren eliminar la religión para evitar estos radicalismos. El Secretario General defendió la vivencia de la religión como uno de los derechos fundamentales del hombre. La radicalización fundamentalista no es consecuencia de la religión, sino de una mala presentación de las religiones. Todas buscan la paz, por eso avisa de estar atentos a la presentación que hacemos de las diferentes confesiones religiosas, y al contacto personal. Una mala presentación de la religión, y además vivida en soledad y marginación, puede acabar en fundamentalismo religioso expresado en terrorismo. Se expresó que este radicalismo se instala en aquellas personas que se encuentran solas o tienen sentimientos de marginación. El mismo Imán que ejerce como capellán musulmán en la Bretagna presentó el Islám como una religión de paz, apostó por una mayor formación de los imanes, presentando la propuesta de crear una universidad en Estrasburgo para formar sobre la religión del Islam. Formación abierta a todos, no solo a los musulmanes. Muchos radicalismos, además de una vivencia marginal, vienen motivados por una deficiente formación.

La delegación española presentamos nuestro informe el día 31 de mayo en el Consejo de Europa. Informe representativo del compromiso de la Pastoral Penitenciaria con la comunidad musulmana en las cárceles españolas. Aunque no hay un programa dirigido a la población reclusa musulmana constatamos el gran compromiso que tiene la pastoral con los musulmanes en prisión. Los datos son reveladores: casi el 25% de los permisos que salen a nuestras casas de acogida son musulmanes (eso corresponde a más de 500 musulmanes), donde se les acoge y respeta en su globalidad, comida, horario, rezos… De los más de 5.000 paquetes que la Pastoral pone a los internos el 20% son para musulmanes (más de 1.000 paquetes). Del peculio, dinero que se pone a indigentes y pobres de la prisión, el 20% es para musulmanes, más de 15.000 euros los reciben población musulmana.

Pensamos que nuestros programas de la Pastoral Penitenciaria ayudan a evitar esa radicalización de la que nos alertó el Papa Francisco y el Consejo de Europa. El valor de nuestros programas es que van dirigidos a todos, hombres y mujeres que están en prisión, sin distinción de sexo, credo y nacionalidad. Esto nos permite acercarnos a todos. Sus contenidos están orientados al respeto, la tolerancia y la paz, muy lejos de cualquier fundamentalismo integrista. Y por otro lado evitamos la marginación de aquellos que quieran participar en nuestras actividades, pues el sentimiento de marginación que tiene la población musulmana en nuestro país, también en la cárcel, es lo que les lleva a sentirse discriminados, optando por una vía de radicalismo apoyado en una mala vivencia e interpretación de la religión.

P. Florencio Roselló Avellanas, mercedario
Director del Departamento de la Pastoral Penitenciaria de la CEE

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email