alicante-mutxamel

Encuentro en Alicante, con el entrañable testimonio de tres misioneros

OMPRESS-ALICANTE (1-7-13) El pasado jueves 27 de junio tuvo lugar en Alicante el Encuentro Diocesano de final del curso con los grupos de animación misionera de la diócesis. Se reunieron alrededor de 30 personas provenientes de Catral, Almoradí, Guardamar, Elche, Alicante y Benidorm, algunos de ellos pertenecientes a los movimientos misioneros de Ekumene, Ocasha y Misioneros de la Consolata. En dicho encuentro se trató de la programación del próximo curso y su trayectoria y contó con la participación de tres misioneros diocesano que dieron su testimonio: Fernando Asín y Manolo Gutiérrez, desde Perú y Mariano Martínez desde Nicaragua.

El sacerdote diocesano Fernando Asín, compartió su trayectoria misionera en la diócesis de Chimbote, Perú, donde ejerce su labor desde hace más de 11 años. “Mi fe es un regalo de Dios. La vivo con mucho agradecimiento. No sé porqué Dios me quiere tanto y me ha traído a estas tierras a ayudar y acompañar a estas gentes”, les dijo este misionero.

Por su parte, el misionero Manolo Gutiérrez contó que hace trece años que vive “en este desierto habitado”. Explicó que la zona de Perú donde está “son arenales a los que, por los años setenta, empezaron a llegar familias muy pobres que acudían a la gran Lima venidas de la selva y sierra, del Perú profundo y pobre”. Haciendo referencia a las comunidades de base con las que ha trabajado muchos años, Manolo señala que ha “está siendo una respuesta evangelizadora que nos permite una experiencia comunitaria y nos sirve para hacer entender que el seguimiento de Jesús y el ser cristiano son en realidad una ‘buena noticia’”.

Mariano Martínez Pérez, un sacerdote diocesano, de Rafal, que está desarrollando su labor pastoral en Nicaragua, también compartió su testimonio. “Vivo en Nueva Guinea… Vicariato Apostólico de Bluefields territorialmente es la mitad de Nicaragua. Somos unos treinta sacerdotes, para casi un millón de habitantes, y la mitad somos extranjeros. En la parroquia de Nueva Guinea somos sacerdotes tres españoles del IEME y atendemos unas 130 comunidades con una población de unos 140.000 habitantes. La ciudad tiene unos treinta mil y en las comunidades rurales el resto… Todavía falta mucho por hacer”, explicó este misionero.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.