Diócesis Iglesia en España

Encuentro Anual de la Vida Contemplativa de la Diócesis de Palencia

Encuentro Anual de la Vida Contemplativa de la Diócesis de Palencia

En la mañana del miércoles 29 de junio se celebró en el monasterio Cisterciense de San Isidro de Dueñas (La Trapa) el Encuentro Anual de la Vida Contemplativa de la Diócesis de Palencia. Una cita, puesta en marcha hace ya años por el Obispo Mons. Palmero, que es esperada con ilusión por los catorce Conventos y Monasterios de Clausura femeninos y por los monjes trapenses que acogen esta jornada de convivencia.

La gran novedad de este año ha sido la presencia por primera vez de Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA, Obispo de Palencia desde el pasado 18 de junio. Por este motivo el encuentro ha tenido un claro carácter de acogida y bienvenida.

Además de un buen número de monjas llegadas de distintos puntos de la Diócesis y el Sr. Obispo han participado en el encuentro el P. Juan Javier Martín Hernández, OCSO (Abad de la Trapa), el P. Antonio Abad, OP (Delegado Diocesano para la Vida Consagrada) y Antonio Gómez Cantero (Vicario General de la Diócesis).

Tras los saludos en el exterior del Monasterio, el grupo se ha reunido en la Sala Capitular donde ya se había congregado una nutrida representación de monjes de La Trapa. A las palabras de bienvenida del P. Abad una representante de los distintos Conventos y Monasterios presentes han tomado la palabra para presentarse al Sr. Obispo y explicar de una manera breve cuál es su realidad, en qué consiste su vida diaria y cuáles son los principales retos de su Comunidad a fecha de hoy.

Así, D. Manuel ha podido conocer de primera mano el momento actual de las Agustinas de la Conversión (Carrión de los Condes), de las Agustinas Canónigas (Palencia), de las Agustinas Recoletas (Palencia), de las Carmelitas Descalzas (Carrión de los Condes), de las Cistercienses (San Andrés de Arroyo), de las Clarisas (Astudillo, Calabazanos, Carrión de los Condes y Palencia), y de las Dominicas (Palencia).

Por distintas circunstancias de fuerza mayor no han podido participar en el encuentro y se han unido en la oración a los Monasterios y Conventos presentes, las Brígidas de Paredes de Nava, las Carmelitas Descalzas de Palencia, las Cistercienses de Ntra. Sra. de Alconada y las Clarisas de Aguilar de Campoo.

Tras la presentación de las distintas comunidades ha tomado la palabra el P. Antonio Abad, OP, que ha señalado la feliz coincidencia de celebrar este encuentro y encontrarse por primera vez con el Obispo en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, los dos grandes apóstoles, elegidos para anunciar a Jesucristo. Pedro que fue el primero entre los discípulos que confesó a Cristo como Hijo de Dios vivo. Y Pablo, Apóstol de los gentiles, que predicó a Cristo crucificado a judíos y griegos. Un feliz motivo para «tomar conciencia de la intensa oración que se viene desarrollando, desde hace siglos en estos conventos y monasterios, por toda la Iglesia Universal y por nuestra Iglesia Diocesana y sus pastores».

Por su parte, el Obispo ha saludado a todos los presentes y ha dado «gracias a Dios por vuestras vidas y vuestra vocación. Y en nombre de la Iglesia de Palencia gracias por vuestro espíritu, por vuestra santidad, por vuestra oración. Sois importantes y necesarios para la Iglesia de Palencia. Lo habéis sido ayer, lo sois hoy y confío y rezo para que lo sigáis siendo mañana».

Tras la intervención de D. Manuel, se ha abierto un diálogo en el que las monjas y monjes han preguntado al Obispo sobre diversas cosas y, para finalizar, le han entregado como regalo de bienvenida una Cruz Pectoral que ha llevado puesta sobre el pecho el resto de la jornada.

Acto seguido se ha celebrado la Eucaristía en el templo del Monasterio a la que se han sumado laicos que pasan unos días en la Hospedería de La Trapa y gente que se ha acercado ex proceso al Monasterio para la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.

En su homilía, D. Manuel ha recordado la invitación del Papa Francisco a que la Iglesia se ponga en clave de Misión y ha expresado que como nos ha enseñado la Historia, «la misión no está reñida con la clausura y ahí tenemos los ejemplos de Teresa de Lisieux, patrona de las Misiones, que nunca abandono la clausura, o San Rafael Arnaiz, el Hermano Rafael… que siempre sintió la necesidad de comunicar lo que vivía y hacer saber al mundo que “Solo Dios basta”».

Tras la Eucaristía la jornada se ha completado con una comida campestre donde se ha podido continuar con la convivencia, el diálogo y el clima de fiesta.

Txomin

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email