principe de luxemburgo
Iglesia en España

En Valencia, Félix de Luxemburgo habla sobre el valor de la bioética

El Príncipe Félix de Luxemburgo ha pronunciado la conferencia “Necesidad del estudio de la bioética, ante los retos actuales”, en la que ha afirmado que esta disciplina “aporta conocimientos en Derecho, Medicina y Política, tres pilares fundamentales en la sociedad actual”.

“Es una materia interdisciplinar en que se tratan multitud de saberes distintos” y “una gran ayuda en cualquier campo de estudio”, dijo.

La conferencia, está enmarcada en las Jornadas ‘Evangelio y Ecología’ organizadas por la Cátedra “Fides et Ratio” de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir

Durante la disertación, en el Aula Maior del Campus de Valencia-Santa Úrsula, el ponente se ha referido a la relación entre Bioética, Fe y Filosofía, que ha abordado desde su experiencia personal. Así, este experto ha afirmado que “si bien no se requiere la Fe para estudiar Bioética, sí que amplía lo tratado por esta ciencia. Hemos de ser conscientes que hay cosas que la ciencia jamás podrá explicar y que la Fe puede ayudar a comprender aspectos que la ciencia trata de entender”, ha subrayado.

En relación con lo apuntado, Félix de Luxemburgo ha confesado que “lo más importante que me ha aportado el estudio de la Bioética es que su centro es el ser humano. Primero estudia el detalle científico, después viene la Filosofía, que interpreta el hecho biológico. Si uno sólo estudia Biología no ve en la persona a un ser humano sino su parte material, y el hombre no es solo materia, posee espiritualidad”. “La Biología y la Filosofía están conectadas y no pueden separarse; si lo haces, tienes un problema. Incluso si estudias sólo lo inmaterial filosóficamente no llegas a nada”, ha subrayado.

Asimismo, el ponente ha detallado las razones que le llevaron a especializarse en las disciplinas a las que se ha referido. “Leí un libro en italiano llamado ‘Bioética para todos’, que me abrió el horizonte. Era muy importante para mí no aprender específicamente Economía, Empresa o Derecho, pues deseaba tener la oportunidad de estar abierto a muchos grados distintos”. “Poseer un bagaje bioético y estudiar Derecho, por ejemplo, es algo fantástico. Por ello, que en esta universidad se ofrezca la posibilidad de estudiar un Máster en Bioética me parece una idea fenomenal”, ha añadido.

Del mismo modo, ha confesado que “antes no le daba importancia a la Filosofía; de hecho, si alguien me hubiese dicho hace unos años que iba a estudiarla me hubiera echado a reír. No entendía el concepto al que se refiere el término ‘filosofía’ pero, desde que empecé a estudiarla, se me abrieron los ojos y mi horizonte. Aprendí a razonar, a pensar de otra manera completamente distinta y a debatir”.

“Hace cuatro años me encontraba trabajando para una empresa de gestión de eventos, un trabajo estupendo, pero todavía no sabía qué quería hacer en mi vida, no era lo suficientemente maduro. Hay tantas posibilidades académicas para la juventud de hoy que se hace difícil escoger un camino, además, las prioridades van cambiando y uno las reevalúa cada día”.

“Mis prioridades, al principio, se dirigían a ganar un sueldo para ser independiente y ese pensamiento se llevó por delante lo que yo realmente deseaba hacer para ser feliz. Me di cuenta de ello cuatro años después de empezar a trabajar y comencé a hacerme preguntas con mayor profundidad. La madurez necesaria para tomar la decisión de estudiar Bioética llegó bastante tarde, cuando tenía 25 años. En ese momento me di cuenta de que, en realidad, quería algo más en mi vida que trabajar en la gestión de eventos”.

Finalmente, Félix de Luxemburgo ha agradecido “el espíritu de acogida y la calidez de la Universidad Católica de Valencia, que he percibido tan pronto como la he visitado, y eso es siempre hermoso”.

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.